Experimentos de ciencia con osos de gomita

Escrito por michele domingue | Traducido por valeria garcia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Experimentos de ciencia con osos de gomita
Los osos de gomita pueden utilizarse como herramientas baratas para experimentos de ciencia. (Photos.com/AbleStock.com/Getty Images)

No sólo son un bocadillo divertido para niños, los osos de gomita también pueden servir para desarrollar grandes temas para experimentos científicos. Consistiendo principalmente de sacarosa, es fácil utilizarlos para otros fines debido a sus ingredientes mínimos. Son pequeños, coloridos y de uso amigable con los niños. Estas delicias baratas pueden ser utilizadas en experimentos de densidad, proporcionan un explosivo espectáculo con clorato de potasio y enseñan genética de una manera divertida y sabrosa.

Otras personas están leyendo

Densidad de osos de gomita

Los ingredientes principales en los osos de gomita son la sacarosa, el azúcar y la gelatina, dándoles una textura gomosa. El experimento de densidad de osos de gomita es una excelente opción para los niños pequeños. Este proyecto intenta determinar qué sucederá con el oso si se coloca en el agua. El experimentador debe decidir si el oso se hace más grande, se encoge o permanece del mismo tamaño. Para diseñar el proyecto, simplemente haz que los niños midan cada uno de sus osos y registren los tamaños. Después, pídeles que coloquen los osos en vasos individuales de 8 onzas (450 ml) de agua. Cubre los vasos con papel aluminio y permite que reposen durante toda la noche. Cuando los niños regresen pídeles que vuelvan a medir sus osos para determinar la densidad.

Explosión de osos de gomita

La explosión de osos de gomita es un experimento mejor adaptado para los estudiantes de preparatoria en un laboratorio de química. El clorato de potasio se requiere para este experimento, así que debes tener cuidado. Los estudiantes necesitarán un tubo de ensayo con soporte, un oso de gomita, guantes de látex, pinzas, 10 gramos de clorato de potasio y una antorcha. El clorato de potasio se agrega al tubo de ensayo. El tubo de ensayo debe colocarse en el soporte del tubo de ensayo. Utilizando la antorcha, el experimentador calienta el clorato de potasio hasta que se derrite y burbujea. Usando las pinzas, coloca con cuidado el oso de gomita en el tubo de ensayo y mueve rápidamente la mano fuera del camino. Se recomienda permanecer aproximadamente a 2 pies (60 centímetros) de distancia del tubo de ensayo. El oso de gomita reaccionará de forma explosiva con el clorato de potasio a medida que la sacarosa se rompe y se oxida. El clorato de potasio es extremadamente caliente y causa quemaduras en la piel así que mantén todas las partes del cuerpo lejos del área de prueba una vez que se ha colocado el oso y hasta que haya terminado la explosión.

Genética de color

Ofreciendo una variedad de color, los osos de gomita son muy útiles en experimentos de genética. Este experimento utiliza estos osos para ayudar en la enseñanza de los genes, rasgos, reproducción y variación genética. Para este experimento, se necesitan 8 osos de gomita de tres colores seleccionados. Verde, rojo y amarillo funcionan mejor. Un recipiente o caja de Petri se utiliza como un entorno simulado. Los osos verdes representan un gen dominante, los osos rojos son recesivos para osos verdes e iguales a osos amarillos y éstos también son recesivos a los osos verdes y son codominantes a los osos rojos. La combinación de osos rojos y amarillos resultará en uno naranja. El experimento se utiliza para determinar la cantidad de combinaciones posibles como resultado en los colores dados: verde, rojo, amarillo y naranja.

Oso de gomita de temperatura cambiante

Sin involucrar ningún producto químico, este experimento es ideal para los niños más pequeños. Con el componente principal siendo la azúcar de los osos de gomita, se espera que cuando se calienta uno se disolverá. Sin embargo, este experimento es utilizado para determinar la temperatura y tiempo necesario para disolver el oso de gomita. Haz que los estudiantes registren sus predicciones sobre la temperatura del horno y el tiempo que tomará para que se disuelva. Usando múltiples intentos con diferentes configuraciones de la temperatura, el investigador avanzará hasta el tiempo correcto y la temperatura descubierta. Este experimento requiere sólo de osos de gomita, un horno y una hoja de aluminio gruesa para colocar los osos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles