Experimentos científicos con burbujas de detergente

Escrito por sondra hubbard Google | Traducido por juan ignacio ceviño
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Experimentos científicos con burbujas de detergente
El detergente hace que el agua sea flexible, permitiéndole mantener una forma cuando se le sopla aire. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los experimentos con burbujas de detergente son una forma divertida y barata para que los niños aprendan sobre la ciencia. Los experimentos pueden llevarse a cabo con los elementos comunes de la casa, y puedes hacer una solución de burbujas en casa mezclando 3/4 taza de detergente con medio galón (1,89 litros) de agua. Los niños aman jugar con las burbujas, así que experimentar con detergente puede lograr que se entusiasmen con la ciencia y ayudarles a retener las lecciones aprendidas.

Otras personas están leyendo

Tensión superficial y jabón

Las pequeñas moléculas que se acumulan y se pegan en la parte superior del agua hacen una fuerza llamada tensión superficial. Esta fuerza también crea burbujas. Agregar jabón para lavar platos hace que el agua se haga flexible para que pueda mantener la forma de una burbuja cuando se sopla aire en ella. Para probar esto, pon un vaso pequeño con agua en el centro de un plato para tartas. Llena otro vaso con agua y lentamente viértelo en el primer vaso hasta que el agua alcance el borde, pero no se derrame, formando una cúpula. Mete tu dedo en la cúpula y mira qué pasa. Repite el procedimiento con una pequeña gota de jabón para lavar platos en la punta de tu dedo. Compara los resultados.

Bubbularium

Todos los colores del arco iris están en una burbuja, pueden no ser visibles en todo momento. Crea un observatorio para ver todos los colores y cómo la luz afecta a la vista. Coloca una pequeña tapa de plástico transparente de un envase de yogur o margarina en una mesa con el borde hacia abajo. Pon una linterna hacia abajo en el centro de la tapa para que la luz pueda brillar a través de ella. Usa cinta de plástico transparente para fijar la tapa a la linterna. Sosteniendo la base de la linterna, dale la vuelta vertical de manera que la tapa esté en la parte superior, como un plato. Moja un dedo en la solución de burbuja y frota una capa delgada a través de la tapa para mojarla. Pon una cucharada de solución en el centro de la tapa, creando una reserva de solución. Coloca un sorbete en la fuente de la solución y sopla una burbuja lo suficientemente grande como para cubrir la tapa. Apaga las luces, mantén la linterna encima de tu cabeza y mira hacia arriba a través de la tapa transparente para ver los diferentes colores, viéndolos cambiar a medida que la burbuja revienta.

Castillos de burbujas

Las burbujas son flexibles y se pueden hacer en muchos tamaños y formas diferentes. Para ver esto, trata de construir un castillo de burbujas. Extiende la solución de burbujas por toda una bandeja de horno o plancha hasta que se levante y forme una capa gruesa. Moja una punta de un sorbete en la solución de la burbuja, y sopla por el otro extremo para crear burbujas por toda la superficie. Crea suficientes burbujas que se fundan y apilen unas sobre otras, creando pilas o castillos de burbujas. Haz burbujas dentro de otras burbujas mediante la inserción del sorbete en una burbuja y soplando aire en él. Mira las burbujas cambiar de tamaño a medida que más aire es soplado dentro de ellas y que se conectan y se combinan con otras burbujas.

Experimento de temperatura

Aumentar las temperaturas hace que las moléculas dentro de la burbuja se licuen para moverse más rápido, lo que hace que la solución adelgace y haga una burbuja. Prueba esto mediante el vertido de la misma cantidad de solución de burbujas en tres frascos idénticos, claros con tapas. Usa suficiente solución para humedecer completamente el interior de cada frasco y todavía tengan un charco de líquido en la parte inferior. Agita los frascos para mover la solución alrededor para humedecer completamente el interior. Las burbujas se formarán cuando hagas esto. Asegura las tapas en cada frasco. Pon una en el congelador, deja una a temperatura ambiente y sumerge otra en un recipiente con agua caliente. Después de 30 minutos, agita cada frasco durante 30 segundos cada uno. Presta atención a cuánto tiempo toma para que las burbujas en el interior se formen.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles