Experimentos sobre clavos oxidados y agua

Escrito por carrie perles Google | Traducido por katherine bastidas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Experimentos sobre clavos oxidados y agua
Los clavos se pueden oxidar fácilmente cuando se exponen a la humedad y al aire. (few rusty nails image by Sergey Minaev from Fotolia.com)

El óxido se forma mediante un proceso denominado oxidación, en el que el metal y el aire interactúan químicamente (en presencia de agua). Si eres un estudiante en busca de un experimento para una feria de ciencias o un maestro en busca de una demostración para la clase, puedes considerar la posibilidad de hacer un experimento sobre las variables que afectan a la oxidación.

Otras personas están leyendo

¿El agua crea la mayor parte del óxido?

El experimento más básico que puedes hacer con clavos oxidados y agua, implica comprobar si el agua es el líquido que crea la mayor parte del óxido. Para probar esto, simplemente prepara tazas con una cantidad igual de líquido en cada una. Pon el agua en la primera taza, agua con gas en la segunda taza, jugo en la tercera taza, vinagre en la cuarta taza y bicarbonato en la quinta taza. Coloca un clavo idéntico en cada taza. A continuación, deja que las tazas se asienten en un lugar bien ventilado y revísalas todos los días para ver la cantidad de óxido que se ha formado sobre cada clavo. Los resultados de este experimento mostrarán si el agua realmente crea la mayoría del óxido.

Prueba el tipo de metal

En este experimento podrás ver cómo el tipo de metal puede afectar la cantidad de óxido que se forma. Coloca la misma cantidad de agua en varias tazas y luego coloca un clavo hecho de un tipo diferente de metal en cada taza. Puedes utilizar acero inoxidable en uno de los clavos, ya que contiene níquel y cromo, lo que evita que los átomos de hierro se oxiden de una forma más eficaz. También puedes cubrir uno de los clavos con aceite o pintura para ver si la capa adicional lo protege de la oxidación.

Prueba del medio ambiente

Otra variable que puedes probar en un experimento sobre clavos oxidados es cómo el ambiente afecta la formación de óxido. Para estos experimentos, prepara tazas idénticas de agua con clavos dentro de ellas y coloca cada taza en un ambiente diferente. Por ejemplo, puedes poner una taza en una zona muy caliente y otra en una zona muy fría para ver si la temperatura afecta a la oxidación. Se puede poner una en una zona muy húmeda y otra en un área menos húmeda para ver si la humedad afecta a la oxidación. Incluso puedes construir un circuito eléctrico con uno de los clavos como parte del circuito para ver si la corriente eléctrica afecta la oxidación. Cualquiera de estos experimentos te enseñará algunos datos importantes acerca de cómo se oxidan los clavos en el agua.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles