Experimentos sobre el sistema digestivo para niños

Escrito por bonnie swain schindly | Traducido por valeria garcia
Experimentos sobre el sistema digestivo para niños

Los experimentos recrean los ácidos del estómago para mostrar los entresijos del tracto digestivo humano.

Thinkstock/Comstock/Getty Images

Los detalles del tracto digestivo despiertan un tipo repulsivo de diversión en los jóvenes. Las lecciones sobre la saliva, la bilis y los desechos humanos explican claramente el mensaje de que todo lo que entra en la boca del niño sale directamente por el otro extremo. Los experimentos para niños sobre el sistema digestivo animan a los estudiantes a imaginar el viaje que emprenden sus alimentos y bebidas a través del estómago, intestinos y otros órganos.

Otras personas están leyendo

Retumbos

Thinkstock/Comstock/Getty Images

Es fácil diferenciar entre el estómago y los intestinos cuando un niño siente retumbos normales abdominales, según informa Nicholas Academy. Pide a los alumnos para coloquen sus manos en sus estómagos, y lo más probable es que van a tocar justo por encima de sus ombligos. La ubicación correcta del estómago es en realidad 2 pulgadas (5 centímetros) por debajo del lado izquierdo de su pecho, justo debajo de la caja torácica. Instruye a los jóvenes a poner sus manos en su ombligo y explicar que ahi es donde están los intestinos.

Saliva

Thinkstock/Comstock/Getty Images

KidsHealth recomienda pedirle a los niños que froten sus lenguas con toallas de papel antes de probar refrigerios secos, tales como pretzels o galletas saladas. Sin la saliva en sus lenguas, no podrían degustar estos alimentos. Haz que cada niño trague un poco de agua y repite la prueba. No sólo los niños probarán sus meriendas esta vez, sino tragar será mucho más fácil con la boca húmeda. Este experimento señala la importancia de la saliva y las lenguas durante la digestión.

Masticar

Thinkstock/Comstock/Getty Images

Otra forma de ilustrar la digestión humana es ver la descomposición de los caramelos duros, según lo que señala Science Project Finder. Toma cuatro tarritos separados y cuatro piezas de caramelo duro. Rompe dos caramelos con un martillo para replicar el proceso de masticación. Añade un caramelo entero a un frasco con agua, así como un caramelo quebrado a otro vaso de agua. Deja caer un caramelo entero en un frasco de vinagre y haz lo mismo con los fragmentos de caramelo en un recipiente separado de vinagre. Al igual que las partículas de comida, los pedazos rotos de caramelos se disuelven más rápido. Los estudiantes deben programar temporizadores a medida que observan el progreso durante la clase.

Encimas

Thinkstock/Comstock/Getty Images

En otro experimento, los estudiantes consumen alimentos que son más difíciles de digerir por los seres humanos. Los niños suelen encontrar que este proyecto científico es burdo y divertido al mismo tiempo. Los estudiantes añaden maíz o lechuga a sus comidas. Observan para determinar cuánto tiempo esos artículos trabajan por sí mismos a través del tracto digestivo antes de ser expulsados de sus cuerpos en sus heces. A diferencia de algunos animales, los seres humanos carecen de una enzima específica para descomponer el maíz y la lechuga.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media