Experimentos con huevo crudo y vinagre

Escrito por casandra maier | Traducido por walter f. stocco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Experimentos con huevo crudo y vinagre
El experimento del huevo saltarín causa que el vinagre disuelva por completo la capa dura exterior del huevo. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

Los experimentos científicos con huevos crudos y vinagre pueden ser una forma divertida e interesante para que los niños y estudiantes aprendan acerca de las reacciones químicas y de la ósmosis. El vinagre se utiliza para crear una reacción química con huevos crudos también conocida como el experimento del huevo saltarín. Después de completar este experimento, los estudiantes pueden aprender acerca de la ósmosis, el proceso donde el agua entra y sale de una membrana semipermeable. Estos experimentos utilizan artículos simples para el hogar, creando un proyecto de ciencia económico.

Otras personas están leyendo

El huevo saltarín

Para completar el experimento del huevo saltarín, se necesita un huevo crudo, un vaso transparente alto y una botella de vinagre. Coloca con cuidado el huevo en el vaso y vierte el vinagre hasta que el huevo esté cubierto. Dentro de los primeros minutos, verás la formación de burbujas en la superficie del huevo y aumentando en la parte superior del vaso. Deja el huevo en el vinagre y ponlo en el refrigerador durante 24 horas. Después de esto, desecha con cuidado el vinagre viejo, agrega vinagre fresco y regrésalo al refrigerador, donde lo dejarás durante una semana.

Después de una semana, retira y enjuaga el huevo. Notarás que la cáscara del huevo se ha disuelto completamente, dejando un huevo crudo suave y translúcido como de goma. También te darás cuenta de que parte del vinagre ha penetrado la membrana del huevo, haciendo que aumente de tamaño.

Fundamentos de la reacción

El experimento del huevo saltarín demuestra una reacción química entre el carbonato de calcio en la cáscara externa del huevo y el ácido acético en el vinagre. La cáscara de un huevo crudo está compuesta principalmente de carbonato de calcio, además de carbonato de magnesio, fosfato de calcio y materia orgánica. El ácido acético en el vinagre disuelve literalmente la cáscara del huevo. A medida que esta reacción química se lleva a cabo, el dióxido de carbono se libera en forma de burbujas que se ven en el vaso. El dióxido de carbono se libera continuamente hasta que todo el carbono del huevo se ha liberado.

El carbono

Si tocas el huevo después de las primeras 24 horas en el vinagre, te darás cuenta de que está suave, porque todo el carbono se ha liberado. Para agregar un giro a tu experimento, retira el huevo crudo del vinagre y déjalo reposar en la mesa por un día. Te darás cuenta de que el huevo, que una vez se puso suave debido al vinagre, está duro ahora de nuevo. El huevo recupera su estructura sólida, ya que toma el carbono del dióxido de carbono en el aire.

Ósmosis

Una vez que el vinagre ha disuelto la cáscara del huevo, ahora está preparado para experimentar y observar el proceso de ósmosis. Coloca el huevo sin cáscara en un vaso con agua con unas gotas de colorante de alimentos. Verás que el agua de color pasa al huevo a través de la membrana semipermeable a través de la ósmosis. El huevo se expandirá y eventualmente explotará si lo dejas en el agua el tiempo suficiente. También puedes observar la reacción contraria si colocas el huevo saltarín en un vaso de jarabe de maíz. Debido a que el jarabe de maíz contiene menos agua que el huevo, observarás que este libera agua, causando que se reduzca su tamaño.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles