Experimentos sobre la medición del aire que respiras

Escrito por rochelle leggett | Traducido por priscila caminer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Experimentos sobre la medición del aire que respiras
Todo el mundo tiene una capacidad pulmonar ligeramente diferente. (Elizabeth Hachem/Lifesize/Getty Images)

Para vivir, el hombre debe tener una fuente de oxígeno. Obtenemos el oxígeno del aire que nos rodea y lo utilizan nuestros pulmones. Debido a que la respiración es esencial, aprender sobre el aire y cómo respiramos es útil e importante para los estudiantes. Hay muchos experimentos que los estudiantes de diferentes edades pueden hacer para medir el aire que respiramos.

Otras personas están leyendo

Dióxido de carbono

El aire contiene una mezcla de diferentes gases, que inhalamos cuando respiramos. Sin embargo, los gases que los seres humanos exhalan son diferentes de los que inhalan. La diferencia en la concentración de dióxido de carbono se puede demostrar fácilmente. Consigue un poco de agua de cal, que es una solución de hidróxido de calcio que se vuelve lechosa en presencia de dióxido de carbono. Puedes conseguir esta solución en una tienda de suministro de productos químicos. Deja un sorbete en un pequeño vaso de precipitado de la solución y utiliza una bomba o algún otro dispositivo para enviar aire a través del sorbete. Luego, con un vaso de precipitados fresco del mismo volumen de agua de cal, sopla a través del sorbete suavemente y observa la diferencia. El aire que respiramos contiene aproximadamente el 0,04 por ciento de dióxido de carbono, mientras que el aire expulsado de los pulmones contiene aproximadamente el 4 por ciento, que es 100 veces más. Esto muestra que la cantidad de dióxido de carbono más concentrada está en el aire que exhalamos que en el que inhalamos.

Capacidad pulmonar

Consigue un espirómetro en una tienda online o centro de salud local, o puedes hacer el tuyo propio (véase la referencia 4). Un espirómetro es un aparato que mide la cantidad de aire que respiras. Un simple espirómetro de incentivo funcionará. Sella tus labios alrededor de la boquilla. Inhala con una respiración lenta y normal. Registra el volumen de aire. Esto se llama el aire tidal, la cantidad de aire que normalmente se intercambia durante una respiración. Luego inhala profundamente, inspirando tanto aire como sea posible. No respires profundamente o violentamente para que te hagas daño. Anota esta medida. Este es un buen indicador de tu capacidad pulmonar, aunque no sea posible llenar o vaciar completamente tus pulmones sin hacerte daño. Repite el experimento con otras personas, siempre limpiando la boquilla después de cada uso. Ten en cuenta las diferencias entre personas de sexos opuestos, diferentes edades o tamaños diferentes. Busca patrones, si es posible.

Respiraciones diarias

Trabaja con un compañero y cuenten la cantidad de respiraciones de cada uno durante un minuto. Respira muy normal, ya que puede ser tentador respirar lentamente o deliberadamente, pero trata de ser lo más natural posible. Anota este número. Pon un espirómetro de incentivo en la boca y toma una respiración normal. Pídele a tu pareja que haga lo mismo después de la limpieza de la boquilla. Si te resulta difícil tomar deliberadamente una respiración normal, hazlo varias veces y media el volumen. Este es el volumen medio de la respiración. Multiplica el número de respiraciones que tomas en un minuto por 60 para obtener el número de respiraciones que se toman en una hora, y luego por 24 para obtener el número de respiraciones que tomas en un día. Puedes utilizar este número para saber la cantidad de aire que respiras. Multiplica el número de respiraciones que tomas en un día por el volumen medio de la respiración para calcular la cantidad de aire que se respira en un día promedio. Haz lo mismo con tu pareja y compara los resultados.

Polución

El aire que respiramos no contiene gases solamente, sino que está lleno de partículas, también. Algunas de estas partículas son consideradas contaminación, y son una preocupación porque no son saludables para el medio ambiente ni para los seres humanos. Corta unos pequeños cuadrados de cartón y dibuja un cuadro negro pequeño en el centro de cada uno. Haz los cuadrados y las cajas de aproximadamente el mismo tamaño. Usa una perforadora para hacer un agujero en la parte superior de cada uno, y usa un poco de hilo para hacer un nudo a través del agujero. Unta un poco de vaselina en el cuadro negro y cuelga los cuadros en diferentes lugares al exterior. No permitas que se mojen. Deja los cuadros reposar en su lugar de tres a cinco días. Retira los cuadrados y examina la vaselina en las cajas que dibujaste. Mira las partículas con una lupa y estima cuántas hay. Si has calculado cuántas respiraciones tomas en un día, puedes hacer una estimación de cuántas partículas inhalas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles