Experimentos sobre las propiedades del agua

Escrito por verity jones | Traducido por blas isaguirres
Experimentos sobre las propiedades del agua

El agua se congela a los 32 °F (0 ºC).

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

El agua es una molécula compuesta de hidrógeno y oxígeno y se puede encontrar en cinco estados, incluyendo plasma y Bose-Einstein. Sin embargo, es más conocida como un sólido, líquido o gas. Experimentos simples pueden diseñarse para demostrar estas propiedades comunes del agua. Cómo se mueve el agua y los cambios entre los estados son funciones importantes que se pueden probar en casa con algunos materiales básicos.

Otras personas están leyendo

Acción capilar

El agua se mueve en grupos, debido a sus propiedades elásticas. Como tal, las raíces de las plantas y los vasos sanguíneos tienen agua en movimiento a través de ellos, conocida como acción capilar. Para demostrar esto, arruga un pedazo de toalla de papel en forma de salchicha larga. Pon 1 onza (30 ml) de agua en un vaso alto, a continuación, coloca la toalla de papel verticalmente en su interior. Observa el movimiento de agua a través de las fibras de la toalla de papel —verás que la toalla se levanta lentamente mojada desde abajo hacia arriba, ya que el agua se mueve a través de ella.

Hielo

Cuando el agua se congela se expande y, por consiguiente ocupa más espacio en forma de sólido o de hielo. Esto explica por qué las tuberías se rompen durante el invierno en algunos casos. Consigue un vaso lleno de agua tibia y coloca un cubo de hielo en la parte superior. Evalúa lo que ocurre cuando el agua cambia de estado de sólido a líquido —o se derrite. Naturalmente, se podría esperar que el vaso rebose de agua. De hecho, debido a que el cubo de hielo está flotando ha desplazado agua en el vaso. Mientras se derrite, el agua llena este espacio. Sin embargo, debido a que es más densa que el hielo, ya tiene espacio suficiente en el vaso, y el agua no se desborda.

Condensación

La condensación es el proceso de convertir el vapor de agua (gas) en gotas de agua (líquido). Puedes haber visto esto en el espejo del baño después de una ducha caliente, o dentro de un automóvil en un día frío. Para demostrar esta propiedad transitoria del agua, todo lo que necesitas es una ventana fría. Párate frente del panel de la ventana y respira pesadamente sobre el vidrio. Identifica la neblina blanca del vidrio —esta es la condensación. Si se mira de cerca y sigue el aliento en el cristal, se hará más evidente que este se compone de pequeñas gotas de agua.

Evaporación

El agua hierve a 212 °F (100 ºC). A medida que se calienta el agua, la energía térmica permite que las moléculas del agua se muevan rápidamente. Esto les permite romper en un estado gaseoso. Una vez que se alcanza el punto de ebullición, el agua no se volverá más caliente, ya que se utiliza toda la energía térmica disponible. Calienta una olla con agua a fuego y pon un termómetro en el agua. Mira el aumento de la temperatura y nota lo que ves que sucede en la superficie del agua. Cuando se alcanza el punto de ebullición, verás grandes burbujas.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media