Experimentos con yodo y colorantes alimenticios

Escrito por kahlea pendleton | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Experimentos con yodo y colorantes alimenticios
Al contrario de lo que ocurre con los colorantes alimenticios, el yodo no es soluble en agua. (Jupiterimages/Creatas/Getty Images)

Los colorantes alimenticios sirven para algo más que para teñir huevos, glaseados, pasteles o galletas para las fiestas. En cuanto al yodo, es una sustancia interesante para ser observada. Con ambos elementos, yodo y colorantes, podrás realizar divertidos experimentos científicos. Ya sea en la escuela o en casa, estos sencillos proyectos podrán de manifiesto algunas de las propiedades de estas dos sustancias.

Otras personas están leyendo

Sinfonía de color

Crea una sinfonía de color para ver cómo reaccionan entre sí sustancias distintas. Calienta un poco de leche y ponla en un cuenco o taza. Añádele unas gotas de diferentes colorantes alimenticios formando la figura de un triángulo. Vierte un poco de lavavajillas líquido en medio del dibujo que has hecho con los colorantes y observa la danza de colores.

Decoloración del yodo

El propósito de este experimento es demostrar que, cuando una solución de yodo reacciona con ácido sulfuroso (por ejemplo, el que se desprende de la cabeza de un fósforo cuando está encendido), la oxidación o el color herrumbroso de la solución de yodo desaparecen. Ponte unos guantes y, con la ayuda de un cuentagotas, añade seis gotas de tintura de yodo a una botella llena de agua para que ésta adquiera una tonalidad marrón. Ponle el tapón a la botella y mezcla bien los componentes. Corta un trozo de alambre, dóblalo por la mitad y retuércelo. Pega con cinta adhesiva un fósforo Pega un fósforo a uno de los extremos del alambre. A continuación, pega otros cinco fósforos alrededor del alambre, un poco por debajo del primero. Vierte la solución de yodo en un frasco de vidrio y llénalo hasta la mitad. Enciende el fósforo superior y deja que los otros se prendan al mismo tiempo que introduces el alambre en el envase de vidrio. Tapa rápidamente el frasco y agítalo en círculos. El color marrón de la solución yodada desaparecerá.

El océano en una botella

El principal objetivo de este experimento es observar cómo el aceite y el agua no se pueden mezclar entre sí. Para realizarlo, debes utilizar una botella de vidrio. Primero, vierte un poco de aceite (vegetal, por ejemplo) en el envase. A continuación, añade unas cuantas gotas de colorante alimentario azul para representar el océano. Tapa la botella e inclínala de un lado para otro. Observarás cómo se va moviendo el colorante disuelto en el agua y también que el aceite no se mezcla con el agua. En lugar de mezclarse, se moverá por encima al ser menos denso y porque el agua posee enlaces de hidrógeno fuertes.

Danza de palomitas

La finalidad de este experimento es ver los efectos del dióxido de carbono. Cuando se combina el bicarbonato sódico con el vinagre, se libera dióxido de carbono en forma gaseosa, lo que hace que los granos de las palomitas de maíz se pongan a "bailar". Pon ¾ de una taza de agua en un frasco de vidrio y añade 2 cucharadas de bicarbonato. Vierte también dos gotas de colorante alimenticio. Echa 15 granos de palomitas de maíz dentro del frasco y añade unas cuantas gotas de vinagre. Espera un par de minutos y verás cómo comienza la danza de las palomitas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles