Cómo usar las expresiones y saludos cordiales

Escrito por erika sanders | Traducido por vanesa sedeño
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo usar las expresiones y saludos cordiales
Decir 'gracias' junto con una abrazo es una forma cordial de agradecer a un amigo o un familiar. (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

La cortesía no abarca solo el tipo de palabras que utilizas sino también el ritmo y la sinceridad con que las pronuncias. Cuando te comportas con cortesía, estás reconociendo la presencia de la otra persona, sus gestos y sus esfuerzos. Debes seguir tus instintos para determinar cuándo es el momento indicado para pronunciar expresiones o saludos de cortesía, pero no te preocupes si no te surge de manera natural. Analiza en qué situaciones diarias puedes ser cortés. Da las gracias a quienes te atienden en los centros comerciales o en los restaurantes, o utiliza frases de cortesía si debes disculparte por rechazar una invitación a cenar. Cuanto más practiques las frases, las sentirás y pronunciarás con más naturalidad.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Si es la primera vez que interactúas con una persona, salúdalas diciendo "Mucho gusto" o "Es un placer conocerte". En situaciones más formales, como en una reunión de negocios, incluye el nombre de la otra persona en el saludo: "Un placer conocerlo, señor Smith". Si dices el apellido del interlocutor, implica que eres un profesional y que respetas a la otra persona. Ofrece un apretón de manos cuando saludas a alguien. Si recibes gente en tu hogar, salúdalos en la puerta de entrada con la expresión "Bienvenidos a nuestra casa" e invítalos a pasar; también puedes decir "Me alegro de que pudieran venir" si tienes una relación más estrecha con los invitados.

  2. 2

    Utiliza los saludos y expresiones cordiales en todo momento. Puedes ser cortés tan solo si pronuncias un 'por favor', 'gracias' o 'de nada' durante mayoría de las situaciones sociales. Por ejemplo, di 'por favor' cuando pides un café con leche en una tienda y luego agradece cuando te entregan el pedido. Si alguien te agradece un regalo o un gesto amable, di 'De nada' o 'No hay problema, es un placer'. En situaciones más formales, como por ejemplo en tu lugar de trabajo, puedes dar las gracias a tus colegas con un simple 'Agradezco tu ayuda'. Pronunciar estas expresiones cordiales con frecuencia permite que las situaciones diarias sean más agradables y las personas con quienes interactúas se sentirán respetadas y apreciadas.

  3. 3

    Para pedir disculpas, utiliza expresiones como "Lo siento, no puedo hacerlo" o "Le pido disculpas por no poder encontrarme con usted ese día". La sinceridad es muy importante cuando pides disculpas. Si debes disculparte por un incidente particular en el que ofendiste o heriste los sentimientos de otra persona (por ejemplo, una pelea con un amigo o tu pareja), hazlo en persona, así la otra persona puede escuchar y al mismo tiempo observar tu sinceridad. En estos casos, usa expresiones como "Siento mucho la manera como te traté ayer durante la cena. Quisiera que me perdones". Debes ser específico sobre qué situación te estás disculpando y deja que la persona afectada tenga la oportunidad de responderte.

Consejos y advertencias

  • Una vez que te hayas acostumbrado a los saludos y expresiones cordiales básicas, puedes pronunciarlas con tu estilo particular para que la otra persona las sienta sinceras y personales.
  • El hecho de que te comportes con cortesía no significa que la persona con quien interactúas hará lo mismo. Si te responden con rudeza, no lo tomes como algo personal. Si es posible, mantén tu cortesía para demostrar cómo prefieres continuar con el tono de la conversación.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles