Salud

Cómo expulsar el dióxido de carbono del cuerpo

Escrito por james mcelroy | Traducido por irene cudich
Cómo expulsar el dióxido de carbono del cuerpo

Tus pulmones ayudan a tu cuerpo a expulsar el dióxido de carbono.

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Tu cuerpo genera dióxido de carbono como parte del proceso respiratorio. Cuando inhalas, tu cuerpo utiliza moléculas de oxígeno del aire y moléculas de azúcar de lo que comes para crear energía. El dioxido de carbono es uno de los subproductos de este ciclo de producción de energía, muy parecido a lo que se produce en el humo cuando quemas madera en un fuego. Demasiado dióxido de carbono puede darte un dolor de cabeza o hacerte vomitar. Emplea técnicas de control de la respiración para expulsar de manera segura el dióxido de carbono del cuerpo sin experimentar los síntomas de un bajo nivel de dióxido de carbono.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. 1

    Ve a algún lugar con aire fresco. Los motores de los autos, los sitios donde haya fuego y los entornos industriales son fuentes de dióxido de carbono. Tu cuerpo quiere respirar aire puro y éstas son fuentes de un exceso de dióxido de carbono.

  2. 2

    Respira normalmente cuando estés descansando o no estés realizando ejercicios cardíacos. Tu cerebro le dice automáticamente a tu cuerpo cuán profunda y frecuentemente debe respirar. El ciclo de respiración expulsa de tu cuerpo el dióxido de carbono y hace que ingrese oxígeno.

  3. 3

    Respira lentamente cuando te falte el aire, jadees para tomar aire o adviertas que tu ritmo respiratorio se ha acelerado. Cuando te permites respirar de manera poco profunda y rápida, te arriesgas a hiperventilar.

  4. 4

    Respira profundo si estás jadeando, si te falta el aire o respiras con rapidez. Siente cómo tus pulmones se llenan por completo, luego exhala hasta que sientas como si los hubieras vaciado totalmente. Esto también ayuda a combatir la hiperventilación y a expulsar el dióxido de carbono de tu cuerpo de manera controlada.

Consejos y advertencias

  • El hormigueo en los brazos y la boca, una sensación de mareos o vértigo son todos signos de hiperventilación, lo que significa que te has deshecho de demasiado dióxido de carbono corporal.
  • Los dolores de carbono y la sensación de cansancio son signos de un exceso de dióxido de carbono, lo que significa que necesitas aire fresco y deshacerte de más dióxido de carbono.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media