Cómo extraer semillas de higo

Escrito por bonnie grant | Traducido por carlos f. fava
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo extraer semillas de higo
(Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Los higos normalmente se cultivan por injerto, pero también es posible hacerlo con las semillas. La capacidad de estas plantas cultivadas por semilla de producir frutos es variable, pero es un proyecto divertido y vale la pena intentarlo. Las semillas del higo se encuentran dentro de lo que comúnmente se denomina la fruta. La fruta es, en realidad, como una flor al revés. Dentro del higo se encuentran las flores, que son todas hembras en el higo común y no necesitan polinización, aunque otras especies requieren la ayuda de un tipo de avispa para ello. Las flores se convierten en semillas dentro del higo y existen entre 30 y 1600 por fruto. Se pueden extraer las semillas de un higo fresco o incluso de un higo seco.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Higo común
  • Cuchillo
  • Cuenco
  • Tamiz fino
  • Cuchara
  • Maceta de 4 pulgadas (10 cm)
  • Tierra fértil
  • Turba de musgo
  • Rociador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Corta el higo a la mitad y apriétalo para que salga la pulpa, que dejarás caer sobre el cuenco. No es importante que salga toda, ya que de todos modos hay muchas semillas dentro de la fruta.

  2. 2

    Llena el cuenco con agua y deja la fruta en remojo durante 24 horas. Revuélvelo algunas veces para que la pulpa entre en contacto con el agua y se disuelva más fácilmente.

  3. 3

    Agita el agua y la pulpa una vez más y luego viértela a través del tamiz. Utiliza un tamiz muy fino de malla para poder atrapar las pequeñas semillas. Coloca el tamiz sobre un cuenco y presiona la pulpa remanente con el revés de una cuchara para que pase del otro lado.

  4. 4

    Enjuaga las semillas en el tamiz varias veces, hasta que no queden más restos de pulpa y colócalas en un cuenco con agua. Quédate con las semillas que se hundan, mientas que las flotan deberás descartarlas ya que son infértiles. Déjalas secar en el tamiz y luego plántalas inmediatamente.

  5. 5

    Llena la maceta con una mitad de tierra y otra de turba de musgo. Esparce las semillas por encima de la tierra y rocíalas bien. Coloca la maceta en un lugar cálido con buena luz y asegúrate de que las 2 primeras pulgadas (5 cm) permanezcan húmedas hasta la germinación, que normalmente ocurre de entre 15 a 90 días.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles