Fabricación de velas con frascos de vidrio

Escrito por lauren vork | Traducido por carlos alberto feruglio
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Fabricación de velas con frascos de vidrio
Las velas en frascos son convenientes para usar y hacer. (jar and cadles image by Katerina Zvereva from Fotolia.com)

Las velas son algunos de los dispositivos más simples portadores de luz que el hombre conoce, pero suficientemente hermosas y gratificantes para hacer una artesanía casera entretenida. Con frascos de vidrio antiguos como la base para las velas vertidas no sólo lo convierte en un proceso más rápido y fácil que la inmersión o moldeo, sino que crea un resultado final que se quema más tiempo y con menos posibilidades de lío que las velas descubiertas.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Frascos de vidrio antiguos
  • Vela de cera
  • Vela de cera para colorear
  • Mecha o cáñamo o hilo de algodón
  • Recipiente para microondas
  • Agarradera

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lava y seca el frasco de vidrio completamente. Quita las etiquetas de papel y adhesivo de la etiqueta. Si la etiqueta o adhesivo permanece, aplica crema de cacahuete para despegar el pegamento.

  2. 2

    Crea una mecha. Corta un segmento de hilo de cáñamo lo suficientemente largo para que se extienda desde la parte inferior de la boca del frasco más alrededor de tres pulgadas (7,5 cm) de holgura. Haz un nudo en la parte inferior del hilo. (Omite este paso si utilizas una mecha comprada en la tienda).

  3. 3

    Corta la cera en las piezas más pequeñas que puedas con una tabla de cortar y el cuchillo del chef, o redúcela a virutas con un rallador de queso. (Omite este paso si estás utilizando perlas de cera prefabricadas). Corta la cera lo suficiente para llenar el frasco hasta el borde.

  4. 4

    Coloca las piezas de cera en el recipiente para microondas. Añade alrededor de una cucharadita de colorante (puedes agregar más adelante) y mezcla con los dedos.

  5. 5

    Derrite los trozos de cera. Lleva la cera a microondas en potencia "alta" durante un minuto a la vez hasta que las piezas de cera se vuelvan líquidas. Retira el recipiente del horno de microondas con una agarradera, ya que estará muy caliente.

  6. 6

    Añade aceite con esencias, si lo deseas, y mezcla. Añade el aceite de a una gota o dos a la vez hasta que huela tan fuerte como quieras. Evalúa el olor de acuerdo a lo que puedes detectar mientras estás parado y agitas, en lugar de colocar la cara cerca de la cera, ya que el calor hará que el olor a ser más fuerte de lo que normalmente sería.

  7. 7

    Sumerge la mecha en la cera derretida para dejarla en remojo y que se sature. Retira la mecha y deja que la cera se endurezca en ella, y luego coloca la mecha en el frasco de modo que el extremo anudado toque la parte inferior y la parte superior cuelgue sobre el borde.

  8. 8

    Vierte la cera lentamente en el frasco. Controla la posición de la mecha que se vierte para asegurarte de que no se deslice hacia abajo en la cera derretida.

  9. 9

    Deja que la cera se endurezca. Se solidificará de afuera hacia adentro. Mientras la porción media se endurece, mantén la mecha en su lugar en el centro hasta que la parte superior se endurezca lo suficiente como para evitar que se incline contra la parte exterior del frasco.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles