Factores que afectan la solubilidad de un gas en un líquido

Escrito por mark slingo | Traducido por mayra cabrera
Factores que afectan la solubilidad de un gas en un líquido

Conocer acerca de la solubilidad de un gas puede ser importante en la vida diaria.

Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images

El gas puede disolverse en líquidos cuando el medio circundante es conductivo. La temperatura y la presión afectan en la manera en que el gas se disuelve en un líquido y qué tan fácilmente puede salirse de la solución. Saber esto te puede ayudar en circunstancias de todos los días, como evitar que se derrame una bebida carbonatada o determinar cuánto puedes mantenerte bajo el agua cuando bucees.

Otras personas están leyendo

Temperatura

Cuando la temperatura aumenta, la solubilidad de un gas disminuye. La razón de esto es que a medida que aumenta la temperatura, la energía calorífica se transfiere a las moléculas de gas soluto en donde se convierte en energía cinética. Conforme las moléculas de líquido comienzan a moverse, se mueven más lejos una de la otra y el gas escapa del líquido más fácilmente. Un ejemplo de la solubilidad del gas que afecta la temperatura es una planta de poder que descarga agua caliente en un río. Esto permite que el oxígeno disuelto en el agua se escape y se lleve el suministro de oxígeno de los peces, lo que resulta en su muerte.

Presión

Cuando se incrementa la presión sobre un líquido, la solubilidad del gas aumenta. La razón de esto es que a medida que aumenta la presión, más moléculas de gas chocan con la superficie del líquido para entrar en la solución. Una bebida carbonatada es un buen ejemplo de la presión que afecta a la solubilidad. Una lata de refresco sin abrir tiene dióxido de carbono casi puro a una presión mayor que la presión atmosférica por encima de ella y dióxido de carbono disuelto en ella (las burbujas). Cuando abres la bebida, disminuyes la presión sobre el líquido, ya que vuelve a la presión atmosférica y las burbujas comienzan a salir de la solución.

Ley de Henry

La Ley de Henry establece que "la solubilidad de un gas es directamente proporcional a la presión parcial del gas sobre un líquido". Para simplificar: si la presión sobre un líquido es dos veces más alta, entonces el doble de moléculas golpearán el líquido de servicio durante un período de tiempo dado. Esta es una consideración importante en actividades como el buceo, donde más gases son absorbidos por los tejidos humanos cuando están bajo presión (profundidad). Los buzos deben estar al pendiente de esto al subir para permitir que los gases absorbidos escapen de sus órganos o existe el riesgo de enfermedad por descompresión.

Otros factores

Diferentes gases tienen diferente solubilidad en diferentes líquidos. Por ejemplo, el dióxido de carbono es 22 veces más soluble que el oxígeno al entrar en contacto con el plasma de un cuerpo humano. Entonces debes tener en cuenta la diferente solubilidad de los gases al aplicar la ley de Henry.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media