Factores fisiológicos a largo plazo del uso de metanfetamina

Escrito por kate mcfarlin Google | Traducido por daniel cardona
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Factores fisiológicos a largo plazo del uso de metanfetamina
El consumo de metanfetamina puede tener muchos efectos psicológicos y fisiológicos a largo plazo en el cuerpo humano. (Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images)

El consumo de metanfetamina puede tener muchos efectos psicológicos y fisiológicos a largo plazo en el cuerpo humano. Muchos de estos efectos aún están siendo estudiados y decididos. Si bien cada persona es diferente, hay varios efectos a largo plazo que son comunes entre los usuarios crónicos de metanfetamina. Desafortunadamente, muchos de estos efectos son irreversibles.

Otras personas están leyendo

Caída dental

El uso de metanfetaminas a largo plazo conduce a una condición conocida como "boca de metanfetamina". Si bien la propia metanfetamina provoca manchas en el esmalte de los dientes si se fuma, es la necesidad secundaria de azúcar la culpable de la caries rampante. Los usuarios de metanfetamina consumen grandes cantidades de bebidas azucaradas mientras están bajo la influencia y no siempre muestran una higiene dental adecuada durante el uso, sobre todo a medida que pasa el tiempo. Los usuarios crónicos de metanfetamina suelen mostrar caries extremas, y con el tiempo, todos los dientes pueden ser afectados.

Cicatrices

El consumo de metanfetamina puede causar al usuario una sensación como si tuviera insectos arrastrándose bajo su piel. Esta sensación puede estar presente en cualquier parte del cuerpo, pero se siente normalmente de forma intensa en la cara y los brazos. Esto lleva al usuario rascarse, causándose lesiones. Estas costras no se curan bien, gracias en parte a la droga y a la cicatrización es muy común. Además, el consumo de metanfetamina puede alterar la química del cuerpo que conduce a un aumento en el acné, lo que también puede dejar cicatrices.

Cambios en el cerebro

Los cambios en el interior del cerebro están todavía en estudio, pero parece que el uso a largo plazo puede causar daño cerebral grave. Un cerebro de un usuario crónico de 16 años de edad, puede ser comparado con el cerebro de un paciente de 70 años de edad con enfermedad de Alzheimer. La corteza del "placer" del cerebro comienza a atrofiarse con el uso prolongado de esta droga y con el tiempo, los receptores de la dopamina se dañan. Esto conduce que el usuario tenga que ingerir más y más de la droga para sentir el mismo efecto. Con el tiempo, el usuario puede no ser capaz de sentir alguna forma de placer en absoluto una vez que los receptores están completamente destruidos. Mientras que el cerebro puede regenerarse a sí mismo una vez que el uso de metanfetamina se detiene, este es un proceso lento y el cerebro puede nunca volver a restaurarse.

Órganos internos

También, el uso de metanfetamina causa daño a los órganos internos como el corazón y el hígado. El corazón de un usuario de metanfetamina se pone bajo tensión constante cuando el medicamento se encuentra en su sistema. Esta droga hace que el corazón funcione mucho más rápido de lo normal y, finalmente, pueda fallar bajo la tensión. Los pulmones de los usuarios de metanfetamina pueden verse afectados negativamente si se fuma la droga y el daño es más grave que el causado por fumar cigarrillos. El hígado puede no procesar las toxinas correctamente y con el tiempo puede endurecerse enfermarse antes de fallar completamente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles