Fases de formación de un bebé

Escrito por austin campion | Traducido por natalia navarro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Fases de formación de un bebé
Cómo se forma un bebé. (gorssesse bebe 2 image by Mélissa Bradette from Fotolia.com)

Otras personas están leyendo

Fases de desarrollo

Desde el momento en que las células del esperma penetran y fertilizan un óvulo, el resultado del ovulo fertilizado pasa por varias fases de crecimiento. Inicialmente no es más que un paquete replicante de material genético, el óvulo cambia y crece a través de las fases de cigoto, blastocito, embrión y feto antes del nacimiento. Al principio una mujer produce un óvulo que normalmente se fertiliza dos semanas después de que se forma. Consecuentemente, la edad del desarrollo humano en el útero puede ser contado desde el día que el óvulo se libera (edad gestacional) o desde el momento de la fertilización. La edad gestacional será normalmente dos semanas mayor que el tiempo desde que se fertiliza. En este artículo las semanas se contarán desde la fecha gestacional (el momento en que el óvulo es liberado), a menos que se indique lo contrario.

Cigótica

En la fertilización, un único espermatozoide penetra la membrana del la célula del óvulo femenino. La célula resultante se llama cigoto. Contiene un 50% del ADN del óvulo materno y un 50% del esperma del padre. El cigoto entonces se desplaza a las trompas de Falopio. En el viaje se divide repetidamente para formar una bola de células. De forma eventual, las células se han dividido las suficientes veces para formar un grupo interior protegido por una cubierta. En este punto la masa celular se llama blastocito. El grupo interior de las células continuará su desarrollo en un embrión.

Embrionaria

El blastocito alcanzará el útero cinco días después de la fertilización o unas tres semanas después de la gestación. Cuando está en el útero, se une a la pared uterina. La capa de alrededor de células se desarrollará y se especializará en los sistemas con los que conecta el desarrollo humano a su madre. Cuando se une a la pared uterina, el blastocito se convierte en un embrión.

Las células que componen el embrión comienzan a desarrollar roles específicos y funciones, moviéndose más cerca de los órganos que crecerán dentro. En la primera semana embriogénica, el cerebro, corazón y la espina se empiezan a distinguir. Una semana más tarde el corazón comienza a latir, los brazos y piernas comienzan a crecer y el cerebro comienza a dividirse en áreas reconocibles. Seis semanas después de la gestación se desarrollan los dedos de las manos y los pies. Los pulmones y las facciones de la cara, incluyendo la forma de las orejas y párpados, se desarrollan nueve semanas después de la gestación, sólo seis semanas después del desarrollo del embrión. Para ese tiempo, se puede detectar la sofisticación en la estructura del cerebro y la diferenciación de órganos.

En algún momento de las siguientes dos semanas el embrión ha crecido suficiente y comienza a estar organizado hasta el punto en que los párpados se cierran, el tracto digestivo rota en el abdomen y los genitales comienzan a ser distinguidos visiblemente. El embrión entra en la fase fetal.

Fetal

El feto es definido como el humano que aún no ha nacido ("feto" refiere a cualquier vertebrado que realice su desarrollo en su cuerpo, pero para nuestro caso discutiremos solamente el caso de los humanos) durante su etapa fetal de desarrollo. Antes de la fase fetal, el feto es referido como embrión. Esta etapa comienza nueve semanas después de la fertilización y 11 semanas después de la liberación del óvulo (gestación). La fase fetal continúa hasta el nacimiento. Durante esta época el feto desarrolla órganos y aumenta 425 veces su tamaño inicial.

La fase fetal se alcanza durante la semana 11 de gestación. El feto comienza a medir 3,04 centímetros de largo y pesa unos 8 gramos (28 onzas). Muchos de los órganos ya están presentes, incluyendo el corazón, cerebro, manos, pies y pulmones, pero existen de forma rudimentaria y no funcionan de igual forma que cuando están totalmente desarrollados. Los movimientos, incluyendo la aparición de tics y de la respiración pueden ocurrir mientras se desarrollan los músculos y nervios, pero los movimientos deliberados y la sensibilización al dolor no ocurre hasta el tercer trimestre.

16 a 25 semanas

Durante este tiempo, sobre 5 meses después de la fertilización, el feto crece hasta llegar a medir 20.32 centímetros de largo. Continúan desarrollándose los órganos. La madre comenzará a notar los movimientos sobre la semana 21 después de la fertilización.

26 to 35

El feto crece rápidamente, desarrollando las uñas, pelo y aumentando su grasa corporal. Sobre la semana 35 los huesos del feto están totalmente desarrollados, pero aún son blandos. A las 35 semanas el feto desarrolla un punto en el que podría existir fuera del útero y se llama "término". No obstante, la mayoría de los embarazos duran unas 40 semanas.

35 a 40 semanas

El feto habrá crecido de 48,26 a 53,34 centímetros de longitud antes de su nacimiento. Debido a que las conexiones neuronales talámicas que regulan los impulsos sensoriales y los movimientos voluntarios están ahora relativamente mejor desarrolladas, el movimiento voluntario y la coordinación no están del todo completos y continuarán su desarrollo hasta la pubertad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles