Cómo fermentar la soja

11
Ha sido de ayuda

La soja fermentada, también llamada "natto", es un plato tradicional japonés comúnmente comido al desayuno. El natto contiene la alta proteína encontrada en la soja, así como también bacterias beneficiarias del proceso de fermentación. La soja fermentada tiene un sabor al que se le encuentra gusto con el tiempo, ya que tiene un olor punzante y un sabor intenso. El natto comercial no está ampliamente disponible fuera de Japón, pero puedes encontrar los ingredientes en muchas tiendas de especialidades.

Soy beans on green leaf image by Monika 3 Steps Ahead from Fotolia.com

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

Remoja 2 tazas de soja en 4 tazas de agua en un cuenco grande por 24 horas. Los granos doblarán su tamaño al terminar.

Paso 2

Vierte los granos en un colador de metal para quitar el agua y pon el colador directamente en la olla de presión. Vierte 3 tazas de agua en la olla y asegura la tapa. Calienta en una estufa a fuego alto por 15 minutos. Quita la olla a presión del calor y permite que se enfríe por dos horas.

Paso 3

Pon tu horno a calentar para mantenerlo a una temperatura de 100 grados Fahrenheit (37 grados centígrados).

Paso 4

Abre la olla a presión y espolvorea polvo de bacteria de natto, sal y azúcar sobre los granos. Revuelve los mismos ligeramente con una cuchara para cubrirlos con los ingredientes secos.

Paso 5

Vierte los granos en la cacerola y cubre en forma ajustada con papel aluminio.

Paso 6

Pon la cacerola en el horno precalentado y mantén la puerta abierta 2 pulgadas (5,08 cm). Deja los granos descansar por 48 horas.

Paso 7

Quita los granos del horno y almacénalos en el refrigerador por hasta dos semanas.

Consejos y advertencias

  • Nunca sustituyas la olla a presión con agua hirviendo, ya que al hervir el agua los granos absorberán el sabor y quedarán sin gusto.

Referencias

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente