Fertilizantes que pueden reemplazar a la urea

Escrito por vincent summers | Traducido por patricia a. palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Fertilizantes que pueden reemplazar a la urea
La urea es una fuente concentrada del nitrógeno disponible. (urea - harnstoff image by Cornelia Pithart from Fotolia.com)

La mayoría de los fertilizantes proporcionan tres nutrientes principales: nitrógeno, fósforo y potasio. El nitrógeno inicia el crecimiento vegetativo. El fósforo mejora las raíces y flores. El potasio es polivalente, fortalece la resistencia a los golpes, las temperaturas extremas y el ataque de insectos. Como una fuente de nitrógeno, la urea (H2NCONH2) es altamente eficiente, ya que contiene un 47 por ciento en peso de nitrógeno. Se necesita menos de esa cantidad, por lo que el costo de envío se reduce. Es incolora e inodora. Si no se aplica directamente sobre el suelo, la urea lentamente se volatiliza en el aire.

Otras personas están leyendo

Nitrato de amonio

El nitrato de amoníaco es iónico, es decir, que es soluble en agua y llega rápidamente a las raíces de las plantas para ser absorvido. Es bastante barato. Su fórmula química es NH4NO3, y es de 35 por ciento de nitrógeno en peso. Una ventaja de usar una forma iónica de nitrógeno es la disminución de la volatilidad. Debido a su fuerte poder oxidante, la fabricación de nitrato de amonio requiere de un procesamiento de prueba de explosión, lo que incluye tomas eléctricas especiales. Además, el compuesto acelera la combustión, por lo que almacenado en grandes cantidades podría representar un peligro de incendio.

Sulfato amónico

El sulfato de amonio, (NH4) 2SO4, contiene un bajo nivel de nitrógeno disponible (21 por ciento) en comparación con el nitrato de amonio, pero tiene ciertas ventajas sobre la forma de nitrato. No representa peligro de incendio ni de explosión. Al ser un nitrógeno menos "concentrado", la uniformidad de la propagación del abono no es tan crítica como con el nitrato de amonio o la urea. Un beneficio, o dificultad, en el uso del sulfato es que reduce el pH del suelo debido a su acidez. Por lo tanto, es más útil para plantas acidófilas y en zonas donde el pH del suelo es alto.

Nitrógeno químico sin base de amoníaco

Aunque muchas plantas poseen la enzima ureasa que permite la descomposición de la urea en forma de amoníaco, a veces los iones de amonio necesitan ser restringidos. Estos pueden dificultar la absorción de los iones de calcio, que evitan "la podredumbre de la flor" en los tomates y las berenjenas. El uso de nitrato de potasio no sólo resuelve el problema de los iones de amonio, sino que también proporciona el potasio necesario. Pueden utilizarse otros nitratos solubles, como el de sodio o calcio. Es difícil usar nitrato de amonio o potasio en un suelo con oxígeno insuficiente. Si el suelo está muy compactado, húmedo o en un clima muy caliente, las bacterias presentes romperán los nitratos (desnitrificación) para obtener los átomos de oxígeno de ellos, y el nitrógeno disponible anteriormente se perderá.

Materia orgánica que contiene amoníaco

Al usar el arado, o adicionar materia orgánica al suelo, es necesario que el agricultor o jardinero tenga en cuenta la relación carbono-nitrógeno. Los materiales orgánicos contienen carbono en forma de hidratos de carbono. Los microbios consumen estos, pero si el carbono es aproximadamente 20 veces más abundante que el nitrógeno, este puede ser agotado del suelo, impidiendo el crecimiento. La Extensión de la Universidad Estatal de Colorado dice que si C-a-N es mayor que 20:1, se debe agregar nitrógeno adicional (como en la lista de arriba). Si el C-a-N es considerablemente menor que 20:1, no es necesario agregarlo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles