Cómo usar fibra de vidrio para hacer una carrocería

Escrito por ryan bauer | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo usar fibra de vidrio para hacer una carrocería
Un proyecto que podría no ser para un principiante. (BIPS/Hulton Archive/Getty Images)

Si el aspecto de tu coche te aburre cada vez que lo miras, quizás es el momento para darle vida con un equipo de carrocería. A veces, los equipos comerciales no son lo que estás buscando o simplemente están fuera de tu presupuesto. En ese caso, hacer tu propio equipo con fibra de vidrio tiene sentido. Si bien cualquier persona puede hacer un equipo de carrocería, hacer uno que se vea bien es una historia completamente diferente. Si no tienes ninguna experiencia en fibra de vidrio o en carrocerías de coches, quizás quieras saltarte este proyecto. De lo contrario, esta es una de las tareas más gratificantes que puedes asumir.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Espuma de alta densidad
  • Hojas de fibra de vidrio
  • Una estera de fibra de vidrio
  • Una lámina de aluminio
  • Un aerosol para ollas
  • Relleno marca Bondo
  • Herramientas para esculpir
  • Una cinta métrica
  • Una lijadora eléctrica
  • Pegamento
  • Tapaporos
  • Un color de pintura que combine

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Dibuja tu diseño. Si no lo haces en papel primero, es casi seguro que tu carrocería quedará con un aspecto terrible. Este es el lugar para darle rienda suelta a tu lado artístico. Piensa lo que quieres buscando en los equipos de carrocerías existentes, y coloca tus aspectos favoritos de cada uno en tu diseño.

  2. 2

    Luego de quitar los topes y los bordes existentes en tu coche, corta trozos de espuma de alta densidad en el tamaño aproximado de cada parte. Usando bloques de espuma de desecho eleva cada parte hasta que se esté finalmente donde se ubicará. Por el momento, puedes asegurarlo si quieres con un poco de cinta adhesiva.

  3. 3

    Siguiendo tus dibujos con precisión, usa un rotulador fuerte para dibujar los detalles directamente sobre la espuma. Fíjate en la profundidad de cada hendidura o recorta esculpiendo. Dibuja la mitad de cada panel primero, luego mide cuidadosamente y copia cada detalle del diseño para el lado opuesto para asegurar una perfecta simetría. Para arruinar el proyecto sólo necesitas un error, así que revisa tus medidas antes de comenzar el trabajo.

  4. 4

    Comienza a esculpir tu diseño en la espuma, teniendo cuidado de no dañar las partes durante este proceso. Cuando ubicas la fibra de vidrio en la parte superior de la espuma, recuerda que cada una de las parte será un poco más gruesa, compensando el corte. Asegúrate de que todas las líneas combinen con las que dibujaste en el paso anterior. Si cometes un error, no tienes que desechar la pieza entera, sólo corta la parte arruinada, pega otro bloque de espuma en su lugar, y reanuda el trabajo.

  5. 5

    Quita los trozos de espuma que has terminado, y cúbrelos herméticamente con papel aluminio para evitar que la resina se pegue. Es posible que quieras usar un adhesivo en aerosol para mantener al aluminio en su lugar. Luego, rocía la parte exterior de la lámina con un aerosol de cocina antiadherente, que actuará liberando al molde cuando lo saques de la fibra de vidrio. Ahora las partes están totalmente preparadas.

  6. 6

    Empieza a colocar la fibra de vidrio. Empieza con una sola hoja empapada en resina, y acuéstala en la parte exterior del molde. Usa un rodillo para eliminar cualquier burbuja de aire, y dobla la hoja de fibra de vidrio en los bordes y contornos del equipo de carrocería. Deja que la hoja de fibra de vidrio simple se seque completamente, y luego tira suavemente para sacarla del molde de espuma. Ten cuidado, ya que la hoja de fibra de vidrio simple va a ser muy frágil.

  7. 7

    Refuerza el interior de las piezas usando varias capas de esteras de fibra de vidrio grueso. Aliza las burbujas de aire en cada capa y deja que se seque antes de colocar la siguiente capa. Poniendo las esteras en el interior de las piezas, puedes agregar tanto grosor como quieras sin necesidad de cambiar la forma exterior del producto terminado.

  8. 8

    Lija la parte exterior de las piezas usando una lija en bruto, para emparejar las zonas con baches y protuberancias. Puedes usar una lima de metal alrededor de las aberturas para asegurar unos bordes limpios. Utiliza un respirador adecuado, guantes gruesos y mangas largas para protegerte. Una vez que consigas el acabado final, pasa un compresor de aire por las partes para sacar el polvo del lijado. Luego limpia la superficie hacia abajo para sacar los últimos restos. Ahora es un buen momento para hacer una prueba para asegurarte de que las partes se ajusten a tu gusto.

  9. 9

    Cubre toda la superficie exterior con Bondo para crear una textura suave como las carrocerías de metal de los automóviles. Necesitarás varias capas para cubrir toda la superficie. Luego de dejar que se seque, lija el Bondo para dejarlo plano, pero no lo dejes completamente liso. Termina con un papel de lija un poco áspero para asegurarte de que la pintura se pegue. Limpia con alcohol isopropílico para preparar el siguiente paso.

  10. 10

    Tapa los poros para pintar. Puedes usar cualquier aerosol comercial. Usa movimientos largos, como pinceladas, para cubrir la superficie entera. Comienza a rociar sin que la lata toque la superficie, y no dejes de pulverizar hasta que se haya completado la pincelada y se haya limpiado la superficie del otro lado. Esto asegura una cobertura ininterrumpida. Dos capas son suficientes, y solo necesitas entre 5 y 10 minutos para el secado entre capa y capa. Deja que se seque la última capa un par de horas antes de pasar a la pintura.

  11. 11

    Pinta la carrocería. Usa los mismos movimientos largos para cubrir completamente la superficie. Usa varias capas ligeras de pintura, en comparación con las capas gruesas anteriores. Al igual que con el tapaporos, deja que se seque entre 5 y 10 minutos y luego pasa a la siguiente capa. Puede llevar 10 o más capas para cubrir toda la superficie. Cuando hayas terminado, pasa dos capas de barniz para proteger la pintura.

  12. 12

    Monta la carrocería en tu coche. Puedes usar el mismo sistema de montaje que los parachoques y piezas originales, aunque dependiendo de tu coche, es posible que necesites de soportes personalizados. Vuelve a revisar las distancias para asegurarte de que los paneles estén ajustados y todo se vea bien.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles