¿Los fibromas desaparecen en la menopausia?

Escrito por christine lebednik | Traducido por paula santa cruz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Los fibromas desaparecen en la menopausia?
Los fibromas tienden reducirse y aún a desaparecer luego de la menopausia. (Natural Look Middle Aged Woman image by Brett Mulcahy from Fotolia.com)

Los fibromas uterinos, tumores benignos que aparecen en este órgano femenino, afectan entre el 20 y el 80% de las mujeres de 50 años de edad. Los médicos han observado que en algunas mujeres menopáusicas los fibromas uterinos tienden a reducirse y a menudo a desaparecer. Sin embargo, también existen los fibromas post-menopáusicos. En términos de ocurrencia, hay varios factores que influyen en la posibilidad de reducción y/o desaparición post-menopáusica de los fibromas uterinos. Esos factores son: posibles causas del fibroma, ciclo típico de los fibromas uterinos, efectos de la terapia de reemplazo hormonal (HRT, según sus siglas en inglés), el posible rol de la progesterona en las mujeres menopáusicas y post-menopáusicas con fibromas y el pronóstico general con respecto a la ocurrencia de fibromas post-menopáusicos.

Otras personas están leyendo

Causas de fibromas

Los expertos médicos no saben cuál es la causa real de los fibromas uterinos. Sin embargo, saben que éstos son afectados por los niveles de hormonas femeninas. Recientemente, algunos profesionales han propuesto la idea de que un exceso de estrógenos (también conocido como dominancia estrogénica) es un factor clave en su aparición; algunos investigadores sostienen que la dominancia estrogénica puede ser la causa raíz de los fibromas. Algunos profesionales, basándose en esta idea, están probando nuevos protocolos para los pacientes con esta patología.

Ciclo de vida de los fibromas

Los fibromas aparecen más frecuentemente en mujeres que están entre los 30 años y el comienzo de la menopausia; aparecen con menor frecuencia en mujeres de entre 20 y 30 años y en mujeres mayores. El típico ciclo de vida de los fibromas uterinos es un progresivo aumento de tamaño que sigue durante la menopausia y luego una reducción en muchas, pero no todas, las mujeres post-menopáusicas.

Menopausia y terapia de reeemplazo hormonal: efecto sobre los fibromas

En aquellas mujeres que entran en la menopausia con fibromas preexistentes, generalmente estos ser reducirán y a menudo finalmente desaparecerán. Sin embargo, otro factor clave entra en juego en estas mujeres. Este factor es que la mujer esté usando una terapia de reemplazo hormonal convencional. El efecto global de la terapia de reemplazo hormonal es prolongar la dominancia estrogénica, que a su vez mantiene las condiciones bajo las cuales proliferan los fibromas uterinos. Por consiguiente, en general las mujeres menopáusicas y post menopáusicas que no utilizan terapia de reemplazo hormonal pueden esperar la posibilidad (pero no la certeza) de que sus fibromas se reduzcan y a la larga desaparezcan, pero esto es mucho menos probable en aquellas mujeres que estén utilizando la terapia de reemplazo hormonal.

Uso de progesterona en el tratamiento de los fibromas menopáusicos y post-menopáusicos

A medida que gana aceptación la idea de que la dominancia estrogénica es un factor que influye y es la posible causa raíz de los fibromas uterinos, se proponen nuevos tratamientos alternativos que pueden ayudar a contrarrestar los efectos de la terapia de reemplazo hormonal sobre éstos. Un método propuesto para aliviar los efectos relacionados a los tratamientos tradicionales es el uso de progesterona natural para crear las condiciones que promuevan la reducción de los fibromas. Si bien este protocolo que contrarresta los efectos de la dominancia estrogénica mediante la ingesta de progesterona natural es demasiado reciente para presentar suficiente evidencia que provea una determinación concluyente, los resultados iniciales muestran una considerable promesa en la promoción de condiciones que favorecen la reducción de los fibromas, aún en mujeres que estén bajo tratamiento de reemplazo hormonal.

Aparición de fibromas post-menopáusicos

Si bien es relativamente raro, el desarrollo de fibromas uterinos en mujeres post-menopáusicas sin fibromas pre-existentes ocurre. Debido a que esto es raro, hay poca información sobre este tipo de fenómenos. Algunos expertos sugieren que la relación entre las hormonas, más que simplemente el volumen de estrógenos en sí mismo, tiene un rol fundamental, y que las influencias ambientales como los pesticidas y los gases de los automóviles pueden producir un desequilibrio hormonal que lleve al desarrollo de fibromas en mujeres en edad post-puberal.

Conclusión

Los fibromas no "se van" en la menopausia y no siempre desaparecen en las mujeres post-menopáusicas. Sin embargo, en ausencia de terapia de reemplazo hormonal o con la adición de progesterona al protocolo de tratamiento, hay una alta posibilidad de que estos tumores al menos se reduzcan y posiblemente desaparezcan en la mayoría de las mujeres con fibromas pre-existentes al momento de la menopausia.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles