Salud

Fiebre alta de 103.5 (39,44 °C) en los niños

Escrito por caitlynn lowe | Traducido por mary gomez
Fiebre alta de 103.5 (39,44 °C) en los niños

Una fiebre de 103,5 grados todavía oscila dentro del rango común para niños mayores.

BananaStock/BananaStock/Getty Images

Según el Centro Médico Pacific de California, la mayoría de las fiebres virales oscilan entre 101 grados y 104 grados (38,33 a 40 °C) y desaparecen después de dos o tres días. Una fiebre de 103,5 grados Fahrenheit técnicamente se encuentra en la frontera entre una fiebre común y una fiebre alta. A menudo requiere de un tratamiento en casa, pero una visita al médico puede que no sea necesaria, a menos que el niño muestre otros síntomas desconcertantes.

Síntomas de la fiebre

KidsHealth explica que la fiebre ocurre cuando el hipotálamo, termostato interno del cuerpo, aumenta la temperatura del cuerpo en respuesta a una infección u otra amenaza interna. Por lo tanto, la fiebre es sólo un síntoma de enfermedad más que una enfermedad como tal, pero a menudo las fiebres causan síntomas adicionales. De acuerdo con MayoClinic.com, entre los otros síntomas comunes asociados con la fiebre se encuentra la sudoración, escalofríos, dolor de cabeza, dolor del cuerpo, pérdida del apetito y debilidad general. Una fiebre de 103,5 también puede causar alucinaciones, convulsiones, frustración y deshidratación.

Posibles causas

Las infecciones causan la mayoría de las fiebres. Entre los culpables más comunes de las fiebres infantiles se encuentran la sinusitis, infecciones de oídos, bronquitis, dolores de garganta y otras enfermedades de resfriado o gripe que afectan al sistema respiratorio de tu hijo. La Enciclopedia Médica MedLinePlus también nombra las infecciones del tracto urinario, gastroenteritis viral y bacteriana, infecciones óseas, infecciones cutáneas, tuberculosis, meningitis y la apendicitis como otras causas potenciales. Los trastornos autoinmunes tales como la enfermedad de Crohn y cánceres como la leucemia también pueden causar fiebre de 103,5 grados o más.

Tratamiento casero

El tratamiento en casa hace bajar la mayoría de las fiebres. El Hospital Presbyterian de New York indica que deberías tratar cualquier fiebre infantil igual o mayor a 102,2 grados Fahrenheit. Dále a tu hijo mucho líquido para evitar la deshidratación causada por la sudoración. Tu hijo puede que responda mejor a los líquidos fríos como el agua helada y las paletas. Viste al niño con ropa ligera y proporciónale una manta ligera, pero evita abrigarlo demasiado. Un baño de esponja tibia también puede hacer que tu niño se sienta más cómodo. Los niños más grandes pueden tomar acetaminofén o ibuprofeno para bajar la fiebre, pero siempre sigue las instrucciones del empaque cuando administres el medicamento a tu hijo.

Contacta a tu doctor

Una fiebre de 103,5 grados es algo serio en niños menores de un año de edad. Según MedlinePlus, debes comunicarte con el médico si un niño menor de tres meses tiene una fiebre de 100,4 grados (38 °C) o más, o si un niño entre tres meses y un año tiene fiebre de 102,2 grados (38,88 °C) o más. Una fiebre de 103,5 no es grave en niños mayores, pero si la fiebre dura de 48 a 72 horas o sube a 105 grados (40,55 °C), llama a su pediatra. Además, si el niño rechaza los líquidos, muestra signos de deshidratación, se queja de dolor intenso o demuestra letargia o dificultad para despertarse, debes llamar al consultorio de tu médico o a la sala de emergencias.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media