Fiebre recurrente en los niños

Escrito por tiffany fowlkes | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Fiebre recurrente en los niños
Busca atención médica para tu hijo. (Sleeping Sick Child image by Mat Hayward from Fotolia.com)

La fiebre en los niños es el resultado del aumento en la temperatura del cuerpo que es usualmente un síntoma de una infección viral o bacteriana. Las fiebres recurrentes en los niños conocidas también como fiebre crónica, es una que ocurre en los niños de forma repetitiva con el tiempo. La fiebre es en realidad un síntoma del cuerpo como respuesta a una infección que estimula el sistema inmunológico para pelear contra las infecciones y matar los gérmenes.

Otras personas están leyendo

Causas

Las fiebres recurrentes pueden ser el resultado de los niños contrayendo y experimentando series repetitivas de resfriados o infecciones virales. Estas fiebres también pueden ser resultado de infecciones reincidentes como la malaria, tifoidea y tuberculosis. Las causas adicionales que las provocan son el hipertiroidismo y otro desorden de la glándula endocrina, desórdenes hereditarios y cáncer del hígado y enfermedades autoinmunes como el lupus o artritis reumatoide juvenil.

Opciones de tratamiento

Las infecciones leves que provocan las fiebres recurrentes en los niños pueden tratarse con un reductor de fiebre que no sea aspirina para calmar los dolores del cuerpo, los escalofríos, así como los síntomas de la fiebre. Los niños deben descansar bastante y beber muchos líquidos para prevenir deshidratación seria. Los padres también deben utilizar soluciones de hidratación con electrolitos para mantener los niveles de los minerales y evitar la deshidratación. Estos niños también se benefician de tomar baños de agua tibia y luego vestirse con ropa ligera. Las condiciones subyacentes serias como el lupus y el hipertiroidismo que provoca fiebres recurrentes requerirán varios tratamientos de acuerdo con las recomendaciones del pediatra y el tipo de infección involucrada.

Consideraciones

En casos raros de fiebre recurrente tu pediatra quizá no pueda diagnosticar la causa por lo que puede requerir que tu niño pase por una tomografía con emisión de positrones, también conocida como PET scan. Este tipo de tomografías son ideales para los niños, ya que son poco invasivas y proveen imágenes tridimensionales de cualquier órgano dentro del cuerpo, como el cerebro, el corazón o el hígado. Las tomografías usualmente proveen los primeros diagnósticos que evitarán una prueba invasiva para determinar la causa de las fiebres recurrentes.

Prevención y solución

La prevención de las fiebres recurrentes en los niños puede ser retador para los padres. Los niños están constantemente expuestos a los gérmenes, virus y bacterias que pueden causar infecciones y provocar fiebres recurrentes. El mejor método de prevención para éstas es enseñarle a tu hijo a lavar sus manos especialmente antes de las comidas, después de ir al baño, después de jugar y tocar animales.

Precauciones

Los niños con fiebre recurrente que experimentan rigidez en el cuello o la inhabilidad de doblarlo, así como sensibilidad a las luces deben recibir atención médica de inmediato. Estos síntomas pueden ser una señal de una meningitis subyacente la cual si no se detecta temprano, puede tener resultados que pongan potencialmente en peligro la vida de tu hijo.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles