¿Puede un filtro bloqueado de la transmisión causar resbalones?

Escrito por robert moore | Traducido por vanina frickel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Puede un filtro bloqueado de la transmisión causar resbalones?
Si no se revisa regularmente la cantidad de líquido en la caja de transmisión puede resultar en serios problemas. (Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images)

Cada transmisión automática tiene un filtro de aceite de la transmisión normalmente compuesta de fieltro o un material similar. Este filtro se encuentra en el cárter de la bandeja de la transmisión y los filtros del líquido que transfiere desde el colector de aceite a la transmisión. El líquido de la transmisión tiene más de un propósito, y es vital un flujo abierto de líquido de transmisión para todas sus operaciones. Un filtro obstruido resulta en una serie de problemas de la transmisión. Aborda el problema de inmediato para evitar el desgaste prematuro de los componentes.

Otras personas están leyendo

Participación diferida

Todas las funciones de transmisión comienzan con la bomba de fluido de la transmisión. Este elemento bombea fluido desde el cárter a través del filtro y lo dirige a las válvulas en las diferentes áreas de la transmisión. Cuando el vehículo es puesto en marcha, la presión se aplica a ciertos engranajes dentro de la transmisión para crear la rotación desde el motor a los componentes de la transmisión y luego a las ruedas. Si la transmisión tarda más de un segundo para cambiar la marcha, es probable que el filtro esté impidiendo el flujo adecuado en el cuerpo de la válvula, lo que hace que la bomba trabaje más duro y acople las marchas mas lento.

Sobrecalentamiento de la transmisión

El fluido de transmisión en tu transmisión automática también es responsable de la refrigeración del sistema. En la mayoría de los casos, el vehículo está equipado con un enfriador de transmisión para ayudar en la refrigeración. Si se obstruye el filtro de transmisión, llega menos líquido a la caja y al enfriador de la transmisión. Si el fluido de transmisión comienza a sobrecalentarse, el fluido perderá permanentemente algunas de sus propiedades de fricción, causando que el embrague patine y se desgaste en extremo. El signo más común de una transmisión sobrecalentada es el olor del aceite quemado en la varilla de nivel o durante la conducción.

Ruido en la transmisión

El fluido de transmisión proporciona lubricación a los componentes internos de la transmisión. Si hay una falta de líquido en zonas lubricadas con precisión dentro de la transmisión, los engranajes carecerán de lubricación y comenzarán a hacer ruido durante el funcionamiento normal. El ruido vendrá en la forma de un gemido o tableteo y en general es notable en todos los engranajes de los cambios de la transmisión. Este ruido o tableteo es en realidad un sonido de metal sobre metal y dramáticamente causará el desgaste de los engranajes metalálicos, rodamientos y otros componentes que se desplazan dentro de la transmisión.

Transmisión que patina

Todo fluido de transmisión tiene aditivos de fricción que ayudan a mejorar la fricción entre las placas del embrague y bandas dentro de la transmisión. Un buen ejemplo de esto está en una transmisión de GM 3T40. Cuando la transmisión cambia a la segunda marcha, el líquido se encamina a un servo que se convierte en la banda intermedia en el interior de la transmisión. La banda intermedia tiene una almohadilla de fricción que agarra sobre el tambor de entrada y detiene su rotación, lo que crea la segunda marcha. Si no hay suficiente líquido de transmisión enviado al servo, la banda no se aplicará en el momento adecuado, causando un efecto neutral como en el flujo de potencia de la transmisión. La falta de líquido de la transmisión en el interior de la banda de un filtro obstruido hará que la banda se deslice alrededor del tambor de entrada, lo que resulta en un efecto prolongado como neutro, porque hay una falta de líquido para asistir a la fricción adecuada. Este mismo concepto es válido para "aplicar" a las funciones de los engranajes que se dedican a la distribución de fuerzas de la transmisión; insuficiente cantidad de líquido en un filtro obstruido hará que los engranajes se deslicen entre sí, impidiendo la transferencia adecuada del flujo de potencia.

El mantenimiento correcto

El líquido de transmisión viejo y un filtro viejo afectarán en gran medida la vida útil de la transmisión. Para la protección y el rendimiento óptimo, el líquido de la transmisión y el filtro deben cambiarse cada 30.000 millas (48.000 kilometros). En algunas transmisiones automáticas, el filtro es un filtro interno de vida permanente que está alojado dentro de la caja y no se puede cambiar sin necesidad de retirar y derribar la transmisión. En este caso, el mejor mantenimiento estaría realizando una transmisión a ras cada 30.000 millas (48.000 kilometros).

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles