Cómo conseguir financiación para cirugía plástica con mal crédito

Escrito por contributing writer | Traducido por contributing writer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

La cirugía plástica puede ser un esfuerzo caro. Dado que las razones para la cirugía plástica son normalmente cosméticas, rara vez la cubren los seguros. Por lo tanto, tienes que pagar por tu cirugía plástica de tu propio bolsillo. En vista de los verdaderamente altos costos de la cirugía, comúnmente los pacientes piden financiación para sus operaciones. Si tienes mal crédito, este proceso de financiación puede ser más difícil. Sin embargo, puedes hacer ciertas cosas para ayudar en este proceso.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. 1

    Haz una consulta con un cirujano plástico para averiguar los costos. Deberías saber el costo total de la operación que deseas hacerte, antes de pedir financiación. Asegúrate de incluir los gastos de la asistencia post-operatoria.

  2. 2

    Consigue una copia de tu informe crediticio bien en Transunion, Experian o Equifax. Revisa el informe para asegurarte de que está correcto. Si ves algún problema, ponte en contacto con la agencia para que corrija el error. Es importante estar completamente al tanto de la situación antes de solicitar financiación.

  3. 3

    Pregunta en la consulta del cirujano por planes de financiación. Debido al alto costo de las operaciones de cirugía plástica, en muchas consultas ofrecen planes personales de financiación. Espera pagar altos intereses en este tipo de planes.

  4. 4

    Pregunta al cirujano por cualquier descuento disponible. Si bien no deseas escatimar en cirugía plástica, muchos doctores están abiertos a negociar con pacientes que tengan dificultades económicas. No conseguirás un descuento alto, pero hay grandes posibilidades de que ahorres algo de dinero.

  5. 5

    Haz averiguaciones acerca de un préstamo personal. Si tienes algún tipo de aval, como una casa, coche o cualquier otro bien personal, podrías cumplir con los requisitos para que te otorguen un préstamo personal. Si tus avales no te califican para un préstamo bancario, es probable que debas pagar un tipo de interés mayor, dado que el banco asume un riesgo al prestar a quienes tienen un nivel de crédito malo.

  6. 6

    Sé honesto acerca de tu historial de crédito. No mientas por intentar conseguir un préstamo. La agencia prestamista averiguará sobre tus asuntos crediticios cuando haga un control de crédito sobre ti. Estarás en una posición mejor si pones todo encima de la mesa desde un principio.

  7. 7

    Lleva copias de tus recibos de pago. Si tienes un historial crediticio malo pero tu situación ha cambiado, aporta pruebas de ello. Si le muestras a la institución prestamista que tienes un ingreso estable, tendrás más oportunidades de que te den un préstamo.

  8. 8

    Presenta algunas referencias sólidas. Si tienes un crédito malo, necesitarás más referencias que aquellos que tienen un crédito sólido.

  9. 9

    Pídele a un miembro de tu familia o a un amigo que firme el préstamo contigo. La otra persona que firme, arriesga su dinero y su línea de crédito por ti. Si tú no realizas los pagos, esa persona será la responsable de los mismos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles