Financiar tu futuro

Escrito por amy kniss | Traducido por natalia navarro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

6 cosas que todo inversionista novato debería hacer

Financiar tu futuro
(iStockphoto.com)

Una de las cosas más difíciles para los inversionistas no experimentados es permanecer con la asignación de sus activos durante épocas de volatilidad. Cuando los mercados de equidad suben, los inversionistas se sienten bien y quieren invertir más. Cuando bajan, los inversionistas se vuelven asustadizos y quieren ser más conservadores.

— Planificador financiero David Walters

Tus posibilidades de ganar la lotería son una entre 15 millones. Por lo tanto, financiar tu futuro con estas ganancias es improbable. Tendrás que hacerlo tú mismo si esperas tener una jubilación cómoda y aliviar la ansiedad de una existencia precaria. Este destino requiere de una inversión de tu tiempo antes que de tu dinero.

Edúcate

Extiende una base de trabajo sólida para tu futuro financiero familiarizándote con los asuntos clave y conceptos de las finanzas personales. Una de las formas más rápidas y efectivas de hacerlo es leer, de acuerdo con Irene Davis, una planificadora financiera certificada y contable pública. Ella recomienda “The Richest Man in Babylon”, “The Wealthy Barber” y “Money Is My Friend” como tres buenas opciones para comenzar.

También puedes empezar leyendo la sección de negocios del periódico antes de mirar lo que escriben los columnistas o las puntuaciones deportivas. Crea el hábito de echar un vistazo en el sector financiero y apuntar palabras o frases que no entiendes o conclusiones que encuentras difíciles de digerir. Anota términos que veas con frecuencia, como "fondo mutuo", "fondo de cobertura" y "fondo comerciado". Mantente al tanto hablando con un amigo o con un colega que sepa sobre finanzas personales, o investiga tú mismo. "Comprende cómo una inversión particular puede 'crear tu dinero' antes de invertir", dice Davis, y sigue preguntándote cosas hasta tener la confianza de que el tema está en tu mano.

Cobra tú primero

El interés compuesto es una herramienta poderosa, así que empieza a ahorrar y a invertir pronto. Los inversionistas que empiezan a ahorrar pronto se permiten un horizonte temporal mayor para sus inversiones para componer y crecer, de acuerdo con Kevin O'Reilly, un consejero de inversiones con base en Arizona y director en Foothills Financial Planning.

"Un individuo que empieza a invertir 10.000 dólares al año a la edad de 35, tendrá 1.13 millones de dólares a los 65, asumiendo una tasa de devolución de aproximadamente el 8%. Si hubiera empezado a los 25, ese número podría ser de 2.6 millones", comentó O'Reilly. Aunque un 8% puede parecer alto en el entorno económico actual, no sería inesperado en un plazo de 30 años.

Empezar pronto también establece un buen hábito para un bienestar financiero a largo plazo. Y aunque puede no ser razonable invertir 10.000 dólares al año ahora mismo, deberías invertir al menos en 10% de lo que ganas. Incluso si inviertes sólo 2.000 dólares al año a un 8% de interés durante 40 años, obtendrás más de 518.000 dólares. "No puedes compensar las devoluciones compuestas perdidas si empiezas a invertir demasiado tarde", concluyó O'Reilly.

Haz tus deberes

Haz una investigación exhaustiva para asegurarte de elegir inversiones de calidad. Una forma simple de hacerlo es invertir en lo que conoces y lo que usas, aconsejó Robert Laura, socio con el Synergos Financial Group de Michigan.

“No pongas el CNBC o navegues por Internet para encontrar acciones de gran demanda. Ve por la casa y lee las etiquetas de los productos y servicios que usas. Si los recomendarías a alguien, investígalos un poco y empieza por ahí", sugirió Laura.

No es bueno invertir en algo que no puedes explicar o rastrear en el Wall Street Journal o con una página web financiera como AOL Finance o Morningstar, de modo que mira bien en el sector antes de invertir. "Es importante conocer cómo ha funcionado cada sector recientemente antes de invertir, y las perspectivas futuras de ese sector", indicó Laura. "¿Por qué introducirse en mercados emergentes si están por encima del 70% año tras año", comentó. Aunque un crecimiento anual potente es genial si ya tienes acciones, una subida rápida indica que es tarde para que te unas a ese mercado.

Diversifica tus activos

Diversifica tu dinero en activos, geografías, industrias y tipos de inversión no correlacionados. Eso significa invertir en activos cuyos funcionamientos (positivo o negativo) no se afecten entre sí. Determina un reparto para tu cartera de inversiones en base a tu horizonte temporal de inversión y tu tolerancia de riesgo.

Tu asignación debería ser una mezcla de equidad (acciones) e inversiones de ingresos fijos (bonos) que funcionarán de forma diferente en entornos de mercado variables. El planificador financiero David Walters recomienda un reparto de activos más agresivo para la gente de 20 y 30 años, que no tendrán que canjearlos de su cartera durante otros 20 o 30 años.

Tu edad representa el porcentaje de tus activos que deberías invertir en fondos mutuos. por ejemplo, si tienes 35 años, tu cartera debería contener un 35% de bonos por seguridad. Mientras te haces mayor, el porcentaje en bonos se incrementa, para limitar tu exposición a la volatilidad del mercado.

Walters recomienda invertir en clases de activos y sectores de mercado variados. "Limítate a los fondos mutuos o a los fondos comerciados en bolsa, que son una forma simple y barata de conseguir una amplia diversificación entre una clase de activos", aconsejó Walters.

Permanece en tu línea

Determina tu reparto de activos y cíñete a él dentro de tu horizonte temporal o de otros factores que dicten una venta. Las fluctuaciones diarias en el mercado no deberían causar que los inversionistas pierdan perspectiva. Invierte en un calendario regular, como 100 dólares al mes, es una práctica que se llama promedio de costo de dólar. Lucha contra el impulso de usar tu cartera para entretenerte. No juguetees con tus inversiones a diario, piensa a largo plazo.

"Una de las cosas más difíciles para los inversionistas no experimentados es ceñirse a su reparto de activos durante las épocas de volatilidad. Cuando los mercados suben, los inversionistas se sienten bien y quieren invertir más en equidades. Cuando bajan, los inversionistas se vuelven temerosos y quieren ser más conservadores", añadió Walters. La reciente volatilidad del mercado ha hecho que ésto sea particularmente cierto en los últimos años.

Recorta tus costos

Mantén los costos de tu cartera al mínimo; es algo clave para mantener una tasa de devolución beneficiosa. Aunque los radios de gasto de fondos mutuos y las comisiones de comercio puedan no parecer mucho, se acumulan con el tiempo. "Ignorar estos costos puede suponerte perder fácilmente del 1 al 2% de devolución de tu cartera anualmente", advirtió Ilene Davis. "Compuestos a lo largo de un número de años, se pueden convertir en un lastre significativo en el valor de tu cartera de jubilación".

Invertir 10.000 dólares al año durante 40 años a un ritmo del 10% llegará a ser algo menos de 4.4 millones de dólares. Perder el 2% de esa inversión debido a tarifas de gestión o a costos de transacción podría recortar tus ganancias a la mitad.

Los gastos importan. Debido a la magnitud de las pequeñas diferencias en la tasa de devolución mostrada arriba, es crítico entender cuánto cuesta una inversión. Muchos inversionistas no prestan atención al radio de gasto para los fondos mutuos que eligen, apuntó Kevin O'Reilly.

Estos gastos pueden variar en un 1.5% o más. Pagar demasiado por un fondo mutuo puede ser muy dañino para una cartera. Es más, hay pruebas aplastantes de que los fondos con mayores gastos no funcionan, de media, mejor que los que tienen menos gastos. En otras palabras, no hay correlación entre los gastos altos y un mejor funcionamiento", explicó O'Reilly.

Consejos y advertencias

  • Recuerda el viejo mantra de compra bajo, vende alto. Vender equidades cuando el mercado de valores está cayendo en picado (o comprarlas cuando está en alza) no suele beneficiar a tu cartera.
  • Tu cartera debería incluir una mezcla de fondos con participaciones de EEUU e internacionales, así como diferentes asignaciones entre los fondos de gran y de baja capitalización con diferentes valores y resoluciones en crecimiento. Para la porción de la cartera de ingresos fijos, diversifica las participaciones de bonos entre varios vencimientos y el gobierno, deuda municipal y corporativa.
  • Ahorrar para tu jubilación es más importante que la universidad de tus hijos, dijo el planificador financiero Michael DeGroat. Si no puedes hacer ambas cosas, elige la que sea mejor para ti. Si pagas su universidad (y estás arruinado cuando te jubiles) tus hijos acabarán cuidando de ti. Ellos siempre pueden conseguir becas y préstamos para los estudios; no pueden ahorrar para tu jubilación con un préstamo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles