Fisioterapia para una distensión del músculo iliopsoas

Escrito por jessica wellons | Traducido por valeria d'ambrosio
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Fisioterapia para una distensión del músculo iliopsoas
Mantener la fuerza y la flexibilidad muscular es indispensable durante el proceso de rehabilitación. (Kane Skennar/Digital Vision/Getty Images)

El iliopsoas consta de dos músculos, el ilíaco y el psoas mayor, que tienen su origen en la región de las vértebras lumbares o inferiores y se extienden hasta el fémur. Este músculo proporciona estabilidad al tronco, la pelvis y la cadera además de facilitar la flexión o inclinación de la articulación de la cadera. Aunque es poco común, este músculo se puede romper como resultado de una flexión repetitiva o excesiva de la cadera. Los ejercicios que fortalecen y mantienen la masa muscular, la flexibilidad y el rango de movimiento de la cadera y la rodilla son partes fundamentales del proceso de rehabilitación. Habla con tu médico antes de comenzar un programa de ejercicios.

Fortalecimiento dinámico de los aductores

Fortalecer el iliopsoas y los músculos flexores de la cadera es elemental. Necesitarás una banda de resistencia para realizar este ejercicio. Sujeta un extremo de la banda a un objeto estable, como la pata de una mesa, y el otro extremo a tu tobillo. Realiza ejercicios dinámicos con los aductores al pasar la pierna sobre el cuerpo en sentido contrario a la resistencia que ejerce la banda.

Continúa con esta rotación medial y lleva tu pierna tan lejos como el cuerpo te lo permita. En ese punto, mantén la posición durante cinco segundos. Relaja y vuelve a la posición inicial. Realiza tres series de 10 repeticiones con ambas piernas una vez al día para fortalecer los flexores de la cadera, estabilizar la pelvis y las vértebras y recuperar la rotación de la articulación de la cadera tanto hacia adentro como hacia afuera.

Rotaciones circulares

Necesitarás un objeto resistente, una mesa o silla, que soporte tu peso. Párate detrás de la silla. Coloca ambos brazos en el respaldo y eleva tu pierna derecha 3 pulgadas (7,5 cm) por encima del piso. Con la rodilla en posición recta, comienza a realizar rotaciones con la pierna en sentido de las agujas del reloj y viceversa. A medida que progreses con el ejercicio y el programa de rehabilitación, realiza círculos cada vez más grandes con tus piernas. Esta rotaciones deben ser lentas y controladas y debes hacerlas con ambas piernas. Realiza una serie de 10 repeticiones dos veces al día para recuperar la flexibilidad y el rango de movimiento de las caderas.

Estiramiento de los flexores de la cadera

El estiramiento del músculo flexor de la cadera involucra al iliopsoas y restaura la flexibilidad y el rango de movimiento. Párate erguido y coloca una pierna delante de la otra. Realiza una zancada colocando ambas manos por delante y por detrás de la rodilla que se encuentra adelante y flexiónala para formar un ángulo de 90 grados. Flexiona la rodilla de la pierna que se encuentra detrás hasta tocar el suelo y asegúrate de que la canilla esté paralela al piso.

Inclínate ligeramente hacia adelante con las caderas y el tronco hasta sentir el estiramiento en las caderas. Mantén esta posición durante 30 segundos y recuerda mantener el torso derecho. Relaja y vuelve a la posición inicial. Repite este ejercicio tres veces con ambas piernas y hazlo cinco veces al día.

Elevación de piernas con cables

Necesitarás una banda de resistencia o una polea de cable para realizar este ejercicio. Sujeta un extremo de la polea de cable a la pata de un objeto resistente y, recostado sobre tu espalda, sujeta el otro extremo a ambos tobillos. Antes de comenzar este ejercicio, procura alejarte lo suficiente como para que el cable o la banda queden tirantes.

Realiza este ejercicio al flexionar las rodillas y las caderas y elevar tus piernas hasta que los muslos queden perpendiculares al piso. En el punto máximo de flexión, mantén la posición durante cinco segundos y relaja. Realiza una serie 10 repeticiones una vez al día para estabilizar la cintura y la pelvis y fortalecer los músculos flexores de la cadera.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles