Cómo el florecimiento y la regeneración son dos tipos de reproducción

Escrito por phil whitmer | Traducido por paula ximena cassiraga
Cómo el florecimiento y la regeneración son dos tipos de reproducción

Las hidras se reproducen asexualmente a través del florecimiento.

Duncan Smith/Stockbyte/Getty Images

La mayoría de los organismos multicelulares complejos experimentan la reproducción sexual con un intercambio y mezcla de cromosomas para producir un individuo único diferente de ambos padres. Las formas de vida de menor nivel se reproducen asexualmente, a través del florecimiento y la regeneración. Estos procesos permiten un rápido incremento en el tamaño de la población sacrificando el borde adaptivo ganado por las mutaciones positivas que suceden durante la reproducción sexual.

Otras personas están leyendo

Reproducción asexual

La reproducción asexual sucede cuando una planta, animal o protozoo se reproduce sin la participación de otro organismo similar. Un sólo padre crea una copia genéticamente idéntica, o clon, de sí mismo sin la fertilización y la mezcla de genes de otro individuo. La reproducción asexual suele encontrarse en formas de vida simples de una célula, como las bacterias o arqueas. Tales organismos no tienen núcleos celulares que contienen material genético y se llaman procariotas. Todos los procariotas se reproducen asexualmente. Otras plantas, protistas y hongos se reproducen sexual y asexualmente.

Florecimiento

El florecimiento es un mecanismo biológico para la reproducción asexual practicada por esponjas, hidras, gusanos planos, briozoos y tunicados. El proceso de florecimiento comienza cuando un pequeño grupo de células crece en un brote o dentro de un organismo padre. Con el florecimiento externo, el nuevo individuo forma una copia exacta del padre y se separa para que viva independientemente. Algunas veces, los brotes permanecen unidos al padre para formar un grupo de organismos. Los brotes internos forman cápsulas que son liberada para crecer como organismos adultos.

Regeneración

La regeneración, o fragmentación, es un tipo de reproducción asexual. Un organismo maduro, completo y totalmente desarrollado proviene de un fragmento del padre. Cada pieza distinta se desarrolla en una descendencia genéticamente idéntica al padre. Algunas plantas, como agrimonias, desarrollan estructuras específicas, llamadas yemas, para la reproducción regeneracional intencional. Otros animales, como platelmintos y lombrices segmentadas anélidas, crecen nuevos individuos de la fragmentación accidental causada por los ataques de los predadores o los peligros ambientales.

Ejemplos

La regeneración del platelminto planario ha sido estudiada por más de 100 años. La manipulación quirúrgica y la observación microscópica han revelado cómo los gusanos generan nuevo tejido por un proceso de proliferación de células llamado formación blastema. Estrellas de mar y muchos tipos de equinodermos se reproducen por regeneración. Las hidras son unos de los pocos organismos multicelulares que emplean el florecimiento como forma principal de reproducción. Muchos tipos de hongos, incluyendo la levadura, setas y moho, se reproducen por florecimiento. La mayoría de las especies de plantas tienen la habilidad de propagarse por el florecimiento.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media