Cómo hacer flores flotantes para una piscina

Escrito por colleen de koning | Traducido por maximiliano magnano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer flores flotantes para una piscina
Decora tu piscina con flores flotantes. (Siri Stafford/Lifesize/Getty Images)

Decorar tu piscina con flores flotantes es una manera creativa de incluirla en tu temática general de fiesta. Se pueden usar flores reales, pero generan complicaciones dado que a veces se hunden y pueden introducirse en el filtro. Una opción más limpia es hacer tus propias flores flotantes con seda o usar flores artificiales, ya que no se pudrirán ni causarán problemas de limpieza luego. Si las flores flotantes permanecen por un tiempo, pueden servir también como una salida para ranas y otros pequeños animales que caigan en tu piscina por accidente.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Ramos de flores de seda o artificiales
  • Hojas de seda o artificiales grandes
  • Un bloque de esponja rígida
  • Aerosol UV impermeabilizador
  • Alicates
  • Una plancha plana de corcho
  • Un bolígrafo
  • Una pistola de pegamento caliente
  • Barras de pegamento
  • Unas tijeras
  • Sedal
  • Plomos de pesca pequeños o tuercas metálicas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca los tallos del ramo de flores en el bloque de esponja rígida, dejando varias pulgadas de espacio alrededor de cada flor. Agita la lata de impermeabilizador según las instrucciones que traiga. Rocía cada una de las flores levemente, girándolas para que el aerosol alcance todas sus partes. Espera a que se sequen y luego vuelve a rociarlas levemente. Permite que se sequen bien. Haz esto en varias tandas si es necesario.

  2. 2

    Corta los tallos de los ramos. Corta tan cerca como puedas de la parte de abajo de la flor sin que se caigan los pétalos. Si los pétalos se caen, usa un poco de pegamento caliente para sujetarlos.

  3. 3

    Coloca tu hoja grande sobre la plancha de corcho. Dibuja un contorno alrededor de la hoja con el bolígrafo. Con tus tijeras, corta entre 1/2 y 3/4 de pulgada (1,27 y 1,91 cm) hacia dentro de la línea que dibujaste. Terminarás teniendo una forma de hoja más pequeña que la hoja de seda.

  4. 4

    Pon un poco de pegamento caliente (del tamaño de una moneda) sobre una hoja y pon el pedazo de corcho sobre ella. Debería haber un borde de hoja de entre 1/2 y 3/4 de pulgada (1,27 y 1,91 cm) alrededor del perímetro. Aplica una fina gota de pegamento caliente sobre el borde saliente de la hoja. Coloca la segunda hoja sobre la lámina de corcho y presiona los bordes contra la gota de pegamento, cerrando bien todos los bordes.

  5. 5

    Aplica un poco de pegamento caliente (un poco más que en el paso 4) sobre la superficie superior de la hoja. Presiona la flor contra el pegamento caliente para que quede firme.

  6. 6

    Corta un sedal de 18 pulgadas (45,72 cm) de largo. Ata una punta con firmeza al plomo o tuerca de metal. Da vuelta la hoja y coloca un poco de pegamento en la parte de abajo. Presiona el sedal sobre el pegamento caliente. Este peso evitará que la flor se mueva con el viento, y la mantendrá alejada del filtro de tu piscina.

  7. 7

    Pon tu flor flotante en la piscina. Agrupar tres o más flores generará un impacto visual mayor que el de una sola flor.

Consejos y advertencias

  • Revisa que tan bien flotan tus flores poniendo una sola flor sobre la hoja antes de añadir otra.
  • Usa una tuerca o peso de pesca más liviano si la flor se sumerge.
  • Los paneles de azucenas artificiales funcionan bien como base flotante.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles