Cómo forjar una espada de gladius romana

Escrito por michael long | Traducido por susana lópez millot
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo forjar una espada de gladius romana
Las gladius podrían parecer mediocres, pero el Imperio Romano se construyó con ellas. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

Así que estás lo suficientemente loco como para forjar tu propia espada y tiene que ser una gladius. Recrear una espada de un legionario romano es posible, incluso para principiantes, pero requiere de aprendizaje. Necesitas hacer una investigación histórica y debes enfocar el arte de hacer espadas, con gran cuidado y humildad.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Instalaciones para forjar y soldar
  • Barras de hierro, de 12 a 18 pulgadas (30 a 45 cm) de largo, de 1 pulgada (2,5 cm) de ancho y no más de 1/4 pulgada (0,63 cm) de espesor
  • Tiza
  • Gramil
  • Taladro
  • Afilador angular de 5 pulgadas (12,5 cm)
  • Lijadora de banda

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elige el diseño de hoja gladius. Tu elección determinará lo sencillo o complicado que pueda ser tu proyecto.

    La hoja romana gladius estaba basada en otros diseños anteriores que los historiadores llamaban Gladius Hispaniensis, que los romanos encontraron durante sus conquistas en la Península Ibérica en los inicios del imperio. Ellos tomaron este diseño y lo mejoraron, produciendo la hoja del gladiador romano. La gladius tenía tres modelos, que los fabricantes de espadas llaman hoy Mainz, Pompeii y Fulham. La Vigésima Legión del Imperio Romano, una sociedad promulgada de Washington D.C., tiene diagramas de las cuatro espadas en su sitio web, que puedes descargar como guía.

    La Pompeii es la más fácil de producir porque sólo es una hoja recta, la más corta de todas, mientras que la Hispaniensis tiene la hoja más larga. Mientras, Mainz y Fulham tiene perfiles más cercanos a una espada "hoja", estrechándose en el medio, ensanchándose en la empuñadura y con punta angular.

  2. 2

    Si tienes experiencia previa en forja y en soldadura y tienes todo el equipo adecuado, prepara un tocho (también llamado desbaste o palanquilla) de hierro.

    Afila los bordes de las barras de hierro hasta que estén suaves. Luego apílalas usando un torno de banco, envolviendo la pila con alambre en secciones. Calienta la pila en la forja y suelda las barras juntas para formar el tocho. Este debería tener el espesor de la gladius que pretendes hacer, pero más larga y ancha. Trabaja con la forma basta de la gladius calentando el tocho en secciones, retirando las secciones de alambre mientras avanzas. No trates de hacer la forma de gladius perfecta en el primer momento; la podrás conseguir más adelante en la fase de afilado.

    Si quieres una espada más fuerte, el sitio web del herrero de Estados Unidos Fennis Forge da algunas pistas de como construir un tocho de acero Damascus. Esto incluye volver a cortar, a apilar y a soldar el tocho hasta que llegas a un largo de acero muy estratificado.

    Si eres principiante, simplemente evita esta parte y compra un tocho o un largo de acero para cumplir tus necesidades en una ferretería o suministrador de metales.

  3. 3

    Usa tiza y un gramil, dibuja el contorno básico de tu hoja sobre el tocho terminado. Asegúrate de dibujar las dimensiones correctas, basándote en los diagramas de la Vigésima Legión del Imperio Romano. Por ejemplo, la hoja gladius Fulham tiene 21 pulgadas (53 cm) de largo y 12 de ancho (30 cm), con un borde apuntado de un tercio del largo de la espada, 7 pulgadas (17 cm).

    No te olvides de dibujar la espiga de la espada también. Necesitas formarla, ya que será la parte principal de la empuñadura de tu espada gladius. La Vigésima Legión sugiere que la espiga debería ser al menos de 9 pulgadas (22 cm) de largo y 1/4 pulgada (0,63 cm) de ancho.

  4. 4

    Dale la forma definitiva a tu espada usando el afilador angular. Este método de crear la forma final de la hoja se llama "desbaste".

    Primero, endereza las esquinas complicadas que tu afilador no podrá alcanzar. Sin embargo, este paso podría no ser necesario para tu diseño, dado que las hojas gladius son lo suficientemente rectas como para poder ser trabajadas con el afilador.

    Usa el afilador para cortar a lo largo del contorno que dibujaste, lo más cerca posible del mismo, en lugar de hacerlo directamente sobre él. Después de obtener la forma entera de la hoja del tocho, usa el afilador para refinar la hoja y cortar el contorno esta vez.

  5. 5

    Delimita las facetas de la hoja de gladius que forman la línea central o bisel. Luego, con cuidado, afila la hoja hacia abajo en toda su longitud con cada pasada del afilador. No tienes que conseguir que la hoja esté perfectamente afilada y suave ahora. Puedes usar la lijadora de banda después, para eliminar las asperezas de tu trabajo.

  6. 6

    Finalmente, refuerza la hoja con un tratamiento térmico. Esto debe hacerse calentando de forma uniforme toda la hoja, en lugar de hacerlo por secciones.

    Si tienes tu propia forja y algo de experiencia, continúa y hazlo tú.

    Si eres un principiante, no trates de hacer este tratamiento solo. Pídele al herrero que lo haga por ti.

  7. 7

    Después del tratamiento térmico, la hoja se verá sucia y opaca. Consigue un acabado brillante lijándola y puliéndola.

Consejos y advertencias

  • Completa la espada creando la empuñadura (con su protección, mango y pomo).
  • El sitio de la Vigésima Legión del Imperio Romano también da detalles de cómo debería verse terminada una gladius.
  • Respeta el arte de los herreros y de los fabricantes de espadas y aprende sus técnicas y los procedimientos de seguridad. Si eres principiante, investiga en profundidad y acude a talleres de herrería; no intentes hacer las cosas por ti mismo sin entrenamiento. Podrías herirte a ti o a un ser querido en un accidente con la forja.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles