Cómo forjar espadas medievales

Escrito por deb powers Google | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo forjar espadas medievales
Las espadas medievales a menudo tenían la hoja repujada y la empuñadura en una sola pieza.

Las espadas medievales han generado leyendas. Excalibur, Durendal y la legendaria Caladbolg de Fergus Mac Roigh se han ganado su fama como mitológicas espadas mágicas del medioevo. Mientras que muchos de los secretos del forjado de espadas medievales se han perdido en la antigüedad, un fabricante de herramientas hábil aún puede crear una espada de calidad utilizando métodos tradicionales. Este artículo asume que tienes conocimientos sobre herrería y experiencia en trabajo con metales. Si cumples estos requisitos, forjar una espada medieval es aún un desafío, pero es posible. Sólo sigue los pasos listados para forjar tu propia espada medieval.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 3 ó 4 barras de hierro forjado
  • 2 palanquillas de acero de 1/4 de pulgada (0,6 cm) por 2 pulgadas (5 cm) por 48 pulgadas (120 cm)
  • Madera para la empuñadura
  • 1 pequeña pieza de hierro blando para formar la cabeza de la empuñadura
  • Yunque de herrero de tamaño completo
  • Carbón de forja
  • Carbón vegetal en polvo
  • Caja metálica para cementación
  • Tenazas de herrero
  • Martillo
  • Lima y piedra de afilar
  • Bórax para prevenir la oxidación

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Dar forma a la espada

  1. 1

    Coloca las barras de hierro en la caja junto con carbón vegetal en polvo. Calienta en forja caliente por 4 horas. Retira las barras de la caja usando las tenazas.

  2. 2

    Retuerce las barras entre sí utilizando las tenazas. Ésto formará el centro de la espada, incluyendo la parte que va dentro de la empuñadura. Coloca las barras enroscadas nuevamente al fuego y calienta al rojo vivo. Retira el metal del fuego y cúbrelo con bórax. Ésto ayuda a prevenir la corrosión. El metal tratado fundirá y llenará todos los espacios entre las tenazas, evitando que el oxígeno quede atrapado dentro y debilite la soldadura. Regresa el metal al fuego y calienta hasta el blanco, alrededor de unos 2500° F (1400° C).

  3. 3

    Retira las barras calentadas de la forja y llévalas al yunque. Une las barras martillando el metal caliente sobre el yunque. La soldadura con martillo utiliza el calor de la forja y la presión aplicada sobre el metal calentado al blanco con un martillo para unir dos o más piezas de metal. Martilla sobre toda la longitud del metal, aplastando y uniendo las piezas.

  4. 4

    Regresa el metal al fuego cuando se torne rojo y vuélvelo al blanco. Continúa martillando hasta que el metal esté unido en una sola pieza. Serás capaz de ver las distintas piezas, pero se podrá sentir la textura en las uniones. Mientras trabajas, dale forma al metal con el martillo, haciéndolo más delgado desde el centro a los bordes de modo de lograr una sección de forma de diamante. Deja enfriar al rojo y cubre con bórax nuevamente. Coloca en el fuego para volver a calentar.

  5. 5

    Mientras el metal se esté calentando, corta las palanquillas metálicas al largo que desees para la hoja de la espada más la empuñadura, utilizando una sierra o herramienta de oxicorte. Dobla cada una de ellas en la mitad en forma de una "V" angosta. Remueve las barras de hiero del fuego. Coloca una de las "V" sobre cada uno de los lados del metal caliente, utilizando el martillo para forjarlas en su lugar, tanto en la parte superior como inferior de cada uno de los lados de la barra. Cuando el metal se enfría a rojo, aplica bórax nuevamente y vuelve la pieza al fuego para calentarla.

  6. 6

    Continúa uniendo la hoja con las barras mediante el martillo, trabajando lentamente sobre los bordes de la hoja. Regresa el metal al fuego para calentarlo cada vez que se enfría al rojo vivo. Sigue trabajando de esta manera hasta que el acero esté completamente unido a las barras de hierro, dándole a la barra la forma final deseada con el martillo.

  7. 7

    Utilizando tijeras para metal o una sierra para metal en frío, crea la parte que va dentro de la empuñadura cortando el exceso de metal de unas 8 pulgadas (20 cm) por debajo de la hoja. Consulta el diagrama para darle la forma correcta. Usa una lima para redondear y suavizar la transición entre hoja y empuñadura.

  8. 8

    Haz el batán, una canaleta angosta sobre el centro de la hoja, utilizando un raspador para remover el metal en la zona deseada. El batán también puede ser formado con un cincel y martillo.

  9. 9

    Deja que la espada enfríe completamente antes de continuar.

    Afilado y terminación

  1. 1

    Utilizando una serie de limas, amoladoras y papel de lijar, lija y pule y afila los bordes de la hoja.

  2. 2

    Calienta la hoja en la forja nuevamente, luego témplala en agua para endurecer los filos ya formados. Puedes necesitar repetir estos dos pasos varias veces para lograr unos bordes y con buen acabado.

  3. 3

    Forja con martillo una barra de acero al eje de la empuñadura justo por encima de la hoja utilizando el método descripto anteriormente. Esto servirá como guardamanos, que protege las manos al usar la espada.

  4. 4

    Corta la madera del tamaño de la empuñadura, utilizando como medida la parte destinada a tal fin. Taladra un orificio longitudinal sobre el mango para insertar el metal a través de él. Antes de pegarlo en su lugar, dale forma a la empuñadura en un torno o líjala a su forma final. Desliza la madera sobre el metal y fíjala en su lugar utilizando pegamento epoxy o de otro tipo. Aproximadamente una pulgada (2,5 cm) del metal debe sobresalir a través de la empuñadura. Envuelve el mango con tiras de cuero si así lo deseas.

  5. 5

    Forma la cabeza de la empuñadura con metal blando. Ésta debe ir al final de la barra metálica para asegurar la empuñadura en su lugar. Muchas veces se cubre con grabados o se ornamenta de alguna manera. El final de la barra metálica que va dentro de la empuñadura debe redondearse y enroscarse para permitir que la cabeza se atornille a ésta.

  6. 6

    Utiliza ácidos u otro método para grabar detalles decorativos en la hoja, guardamanos y cabeza de la empuñadura si así lo deseas.

Consejos y advertencias

  • Practica hacer espadas de madera antes de intentar hojas metálicas, para aprender cómo darle forma y unir las piezas.
  • Aprende cómo forjar patrones, soldar con martillo y forjar practicando en hojas más pequeñas como cuchillos y dagas. Las técnicas son exactamente las mismas.
  • Mantén la espada y el martillo en un ligero ángulo entre sí para formar la hoja.
  • Forjar una espada de esta manera puede llevar varias semanas de trabajo. Puedes reducir la cantidad de tiempo que toma hacer una espada utilizando hojas patrón ya hechas. Puedes conseguirlas en una casa de artículos para herrería.
  • Utilizar palanquillas de aluminio te ahorrará una gran cantidad de tiempo.
  • Las espadas son armas peligrosas. Es más seguro redondear los bordes que afilarlos por una cuestión de seguridad.
  • Siempre usa el equipo de protección adecuado y ten mucho cuidado al trabajar con metal caliente y herramientas de corte.
  • Antes de comenzar, lee las preguntas frecuentes acerca de hacer espadas listadas más abajo. Contiene una gran cantidad e información importante que harán estas instrucciones más sencillas de comprender.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles