Cómo forjar en frío una espada

Escrito por paul parsons | Traducido por lucas huidobro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo forjar en frío una espada
(Zedcor Wholly Owned/PhotoObjects.net/Getty Images)

Forjar en frío se refiere al proceso de forjar el metal en la forma y dureza que se desee estando a temperatura ambiente. Forjar en frío es lo contrario al forjado en caliente, que se hace cuando el metal se calienta a rojo hirviendo y luego martillado para que tome la forma y dureza deseada. El forjar en frío sirve para metales cuyo punto de fusión es bajo y no pueden soportar mucho calor.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Barra de aluminio
  • Molde
  • Martillo de golpeo de herrero
  • Martillo de corte de herrero
  • Guantes
  • Lentes de seguridad
  • Yunque
  • Sierra eléctrica
  • Cuchillas de sierra
  • Paño para pulir metal
  • Cuchillo y herramienta para marcar metal
  • Mango de madera decorativo
  • Martillo de tachuela pequeño
  • Tachuela
  • Afilador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Ponte los guantes y los lentes de seguridad y corta un trozo de barra de aluminio que entre en tu molde. El molde debería tener la forma de una espada. Asegúrate de que el extremo de la hoja que encaje en el mango sea cónico más que recto.

  2. 2

    Martilla un trozo de acero O1 en el molde, estirando la pieza de acero en el mismo. Dado que el aluminio es un metal muy maleable solo deberías tener que martillear despacio para que la pieza de aluminio llene el molde.

  3. 3

    Quita el aluminio formado del molde. Martillea a lo largo de los bordes de la hoja; esto te ayudará a crear los bordes finos y filosos de la hoja. Gira constantemente la hoja y martillea en diferentes puntos para evitar que la hoja quede muy fina. Ya que martillar el acero disminuye el tamaño de los granos, y aplasta y alarga los cristales dentro del metal, martillar hace más duro el metal.

  4. 4

    Martilla los bordes ásperos y desiguales usando un martillo de cortar de herrero (un martillo con una hoja filosa y cincelada en la punta). Continúa con este paso y el anterior hasta que hayas creado una hoja simétrica.

  5. 5

    Pule la superficie y los bordes de la hoja con un trapo para pulir metal. Usa un afilador para quitar pequeñas imperfecciones a lo largo del borde de la hoja, y para afilar el filo.

  6. 6

    Coloca el extremo cónico de la hoja en el mango de la espada. Usa un martillo de tachuelas y pequeñas tachuelas para ajustar el mango alrededor de la hoja y así prevenir que se caiga. Considera aplicar un pequeño film de pegamento para sostener la hoja y el mango juntos.

Consejos y advertencias

  • Forjar en frío es apropiado para metales que se derriten a baja temperatura. Las espadas y los cuchillos forjados en frío se usan más de decoración que para uso real.

No dejes de ver

Referencias

Recursos

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles