La forma más barata de adquirir una casa

Escrito por rebekah worsham | Traducido por blas isaguirres
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La forma más barata de adquirir una casa
La propiedad sobre la vivienda ha sido siempre considerada parte del sueño americano. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

La propiedad sobre una vivienda ofrece una variedad de beneficios fiscales y económicos que no están disponibles para aquellos que rentan. Si bien los inmuebles son a menudo una gran inversión, hay métodos que les permiten a los compradores potenciales ser dueños de sus casas de forma más rápida y económica que cuando compran a través de una hipoteca convencional. La compra de una casa a través de estos métodos alternativos a menudo puede ahorrarles miles de dólares a los compradores en el largo plazo.

Otras personas están leyendo

Pago en efectivo

De todos los métodos para comprar una casa, pagar en efectivo es uno de los más rentables. Pagar en efectivo, en lugar de utilizar un financiamiento, le permite al comprador evitar los cargos por intereses que normalmente se incluyen en el financiamiento. Si bien el pago en efectivo de un hogar a menudo requiere años de ahorros, los beneficios financieros pueden hacer que valga la pena el esfuerzo. Los propietarios actuales también pueden considerar la venta de una casa ya existente cuyo valor haya aumentado y aplicar los fondos recibidos en el cierre al precio de una propiedad más barata de bienes raíces.

Constrúyela tú mismo

Otro método que puede ahorrarte miles de dólares en el precio de una casa es construirla tú mismo. A diferencia de los métodos utilizados por los constructores de las décadas pasadas, las casas autoconstruidas actuales se fabrican a menudo con la ayuda de paquetes. Estos paquetes caseros de construcción "hazlo tú mismo" vienen completos con planos y paquetes de material de construcción que a menudo está precortado para poder acoplarse, lo que elimina gran parte del trabajo y del costo que normalmente están involucrados en una construcción tradicional.

Financiamiento directo con el propietario

El financiamiento directo con el dueño funciona casi de la misma manera que el financiamiento tradicional de bienes raíces realizado a través de un banco. En vez de dirigirte a un banco o entidad financiera ajena para solicitar un financiamiento, los pagos se hacen directamente al dueño de la propiedad, como resultado de un contrato prenegociado y acordado. Aunque el interés a menudo se incluye en el pago mensual, al igual que el de una hipoteca tradicional, las casas financiadas por los propios dueños pueden ahorrarles miles de dólares a los compradores porque les permiten evitar el costo de un seguro hipotecario privado y las cuestiones que se observan con frecuencia en las hipotecas tradicionales.

Ejecuciones hipotecarias y ventas al descubierto

La compra de una casa a través de una ejecución hipotecaria o venta al descubierto es otro método excelente para reducir los costos en la compra de una casa. Las casas embargadas a menudo se venden por mucho menos del costo original porque el banco quiere dejar de pagar por conservar la propiedad. Las ventas al descubierto funcionan casi de la misma manera, pero las casas generalmente se venden a un comprador externo a quien le conviene comprarlas por menos de lo que valen. Los bancos a menudo están dispuestos a aceptar ofertas de venta al descubierto, ya que esto elimina gran parte de los costos relacionados con el proceso de una ejecución hipotecaria.

Propiedades con impuestos en venta

Este es uno de los métodos menos conocidos pero más eficaces de adquirir una vivienda a un costo muy reducido. Cuando el dueño actual de una casa se atrasa en el pago de los impuestos de su propiedad, el estado o condado en el que esta se ubica a menudo le impone un gravamen hasta que los impuestos atrasados ​​se paguen. Quienes invierten en los impuestos en venta, pueden entonces pagar los impuestos adeudados por la propiedad y el dueño de la casa tiene un tiempo determinado para volver a pagar los impuestos originales además de los intereses, los cuales varían de estado a estado. Si después del tiempo acordado el propietario no paga la cantidad en su totalidad, el inversionista obtiene el título de la propiedad libre y despejado, sin importar cualquiera que sea la cantidad adeudada al banco o a la compañía hipotecaria.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles