¿Cómo se forman las imágenes en mi ojo?

Escrito por tyler lacoma | Traducido por andrés marino ruiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo se forman las imágenes en mi ojo?
El ojo absorbe la luz entrante y la convierte en impulsos eléctricos. (eye image by Igor Negovelov from Fotolia.com)

El ojo es uno de los sistemas más complejos del cuerpo y tiene varias partes, cada una de las cuales tiene que trabajar con las otras partes perfectamente con el fin de producir una imagen visible. El cerebro es a menudo un asociado subestimado en este proceso, proporcionando una traducción vital para los datos de imagen que los ojos envían. La mayoría del trabajo del ojo mismo es proporcionado por la retina, la lente situada en la parte delantera del ojo.

Otras personas están leyendo

Luz

Para que una imagen pueda ser vista, primero debe reflejar la luz. Los objetos que no reflejan la luz o sólo reflejan un poco de ella aparecen en negro. Otros objetos reflejan diferentes colores de luz, dándoles su propia longitud de onda y combinación de sombras. Los rayos de luz están constantemente golpeando a todos los objetos que se encuentran en diferentes direcciones. Cuando los rayos de luz reflejados golpean los ojos, dan a éstos los datos que necesitan para formar imágenes.

Refracción de lentes

El ojo no puede leer inmediatamente todos los puntos de luz que llegan a él al mismo tiempo. La forma de refracción de la retina se lleva todos los rayos de luz y se doblan hacia abajo en un único punto que puede ser leído por el resto del ojo. Este único punto puede cambiar si algún objeto se mueve, o si la distancia cambia del espectador. El ojo se mueve constantemente en movimientos pequeños para continuar la captación de señales de luz para evitar cualquier problema de percepción.

Puntos de luz y nervios

Una vez que la retina se ha centrado en las señales útiles de la luz, los rayos de luz pasan a través de la sección del ojo que sujeta la varilla y células de cono. Los bastones y conos reaccionan de manera ligeramente diferente a la luz. Las varillas detectan sombras y luz, mientras que los diferentes tipos de células cono detectan el color. Estas células cambian a medida que la luz incide en ellas y crean pequeños impulsos eléctricos que viajan desde los nervios de los ojos hasta el cerebro.

Imágenes combinadas

El cerebro tiene dos problemas qué resolver cuando recibe las imágenes de los nervios que las envían. En primer lugar, se ponen dos imágenes diferentes de ambos ojos, y segundo, la imagen está al revés. Las dos imágenes diferentes son combinadas gracias al cuerpo calloso, una pequeña parte del cerebro que une los dos hemisferios y permite que la información pase entre ellos y combinarla.

Centro óptico

El cerebro tiene que hacer frente a los datos de la imagen al revés que se envían desde los ojos. La mayoría de los cerebros computan esta información en un centro óptico especial dedicado a interpretar los impulsos nerviosos de los ojos. En efecto, el cerebro simplemente se acostumbra a ver los objetos del lado derecho hacia arriba. Usando otros sentidos, el cerebro se da cuenta de qué manera la imagen debe ser, y, finalmente, se orienta. Este proceso tarda un par de días cuando un bebé nace, y es entonces, si no hay cambios drásticos, que se asienta de por vida.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles