Formas de controlar la irritabilidad

Escrito por john willis | Traducido por mayra cabrera
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Formas de controlar la irritabilidad
Aprende a controlar la irritabilidad por acontecimientos en tu vida. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

La palabra "Control" puede ser crítica en el tema de la irritabilidad, ya que la ansiedad producida por la necesidad de controlar los acontecimientos en tu vida puede ser un factor que contribuye a aumentarla. Una de las técnicas consiste en manejar la irritabilidad desarrollando algunas habilidades de afrontamiento para poder controlarla. Otro método consiste en tomar conciencia de las causas subyacentes de su aumento y aliviar ese estado evitando dichas causas.

Otras personas están leyendo

Mecanismos de afrontamiento

Sentirse muy irritable, molesto o de mal humor es extremadamente desagradable. Esto se va desarrollando en uno mismo dando como resultado un comportamiento desfavorable. Por ejemplo, si fastidias a tu familia, actúas grosero con tus compañeros de trabajo o eres incompetente en tus relaciones o tareas diarias, esto sólo puede contribuir a tu irritabilidad. Así que el primer paso es desarrollar habilidades de afrontamiento que intenten separar lo que sientes (temporalmente, que es lo deseado) de la forma en que resuelves los problemas y tratas a los demás. No se trata de fingir que no te sientes mal, es sólo un intento de reconocer y manejar la irritabilidad de forma que no se convierta en una espiral fuera de control.

Puede ser buena idea que hables de esto con un psicólogo. A falta de eso, lo mejor que puedes hacer es saber pedir a la gente lo que necesitas. Debes ser honesto. Diles cómo te sientes y lo que piensas que podría ayudar. Si no te sientes preparado para ello, elabora un plan para retirarte de una situación antes de que tu irritabilidad se salga de control y hagas o digas algo perjudicial. Puede ser útil visualizarte excusándote y saber con precisión en qué momento tienes que retirarte.

Identificación de las causas

Solucionar problemas de irritabilidad extrema es difícil porque la irritabilidad interfiere con las funciones cognitivas que necesitamos para la resolución de problemas. Esta es una de las razones por las que debes considerar pedir ayuda a amigos, familiares o terapeutas. Lo que es importante entender es que, si bien cada uno de nosotros tiene un temperamento único, la irritabilidad extrema no es un temperamento natural. Si te sientes extremadamente temperamental, este no es el problema principal, sino el resultado de otro problema. La mejor manera de localizar el problema es hacer una lista de las causas probables y luego tratarlas de una manera muy organizada. Llevar un diario exclusivo para este propósito puede ser extremadamente útil.

Categorías de causas comunes

Hay una lista muy larga de cosas que pueden causar irritabilidad. Las causas más fundamentales, sin embargo, caen en estas categorías: dolor físico, dolor emocional, estrés, problemas de salud no tratados, estado de ánimo o trastornos mentales y abuso de sustancias. Algunas de estas causas pueden interactuar, convirtiéndose en un síndrome. Por ejemplo, el abuso de sustancias puede ser causado por un problema de salud, tal como el hipotiroidismo, que a su vez causa fatiga, estrés y otros problemas de salud como la diabetes. Dentro de cada una de estas categorías hay una larga lista de posibles culpables. Algunos de ellos pueden ser simples pero confusos, como una alergia a los alimentos. Algunos pueden ser complejos, tales como la fatiga causada por el lupus, una enfermedad poco entendida. Haz una lista exhaustiva y, con la ayuda de profesionales de la salud, trata de identificar las causas de tu irritabilidad.

Enfoque en la salud

No sólo te centres en lo que está mal. Enfócate en la salud. ¿Cuáles son las cosas esenciales que necesitas para estar sano? ¿Alguna de ellas te falta o es deficiente? Necesitas descansar y dormir, hacer ejercicio, tener una buena nutrición, además de satisfacer tus necesidades emocionales. Ya que estás identificando los problemas, también busca todo aquello que necesites para tu salud y bienestar. Es posible que si te centras en la salud, descubras las causas más rápido que si buscas la causa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles