Formas creativas de utilizar bufandas

Escrito por samantha cabrera | Traducido por carolina dellagiovanna
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Formas creativas de utilizar bufandas

¿Necesitas una forma rápida y económica de renovar tu look? Prueba con una bufanda. Ya sea porque hace frío y necesitas una forma original de anudar una bufanda gruesa y tejida, o porque es una tarde de verano fresca y deseas usar una de seda, siempre hay formas creativas de llevar las bufandas, que darán un gran toque a tu atuendo en un instante.

Otras personas están leyendo

Bufandas para clima cálido

Durante los meses de primavera y verano, no lleves nada muy pesado o abrigado que desequilibre tu atuendo. Por eso, opta por la seda, las mezclas de hilo fino o de lino y viscosa, todos ellos livianos y fáciles de usar como accesorios. No es cuestión de escandalizar con tu bufanda, pero sí de que sea parte de tu vestuario. Consigue una bufanda larga para un aspecto bohemio, que llegue por debajo de tu pecho cuando la usas abierta.

Prueba con una bufanda brillante sobre una camiseta sin mangas, unos jeans y sandalias bajas para un look moderno. Puedes también usar este atuendo y anudar la bufanda justo en el pecho, para un estilo 'de los 70.

Si la noche es más fresca, usa una bufanda larga como chal, sobre un solero o blusa de seda sin mangas con una pollera. Si estarás adentro, con temperaturas bajas, toma una bufanda de seda y envuélvela alrededor de tu cuello dos veces. Anúdala a un lado y recoge tu cabello en una coleta o un rodete, para un look chic y simple.

Las bufandas grandes de seda siempre funcionan bien para el cabello. Dobla la bufanda a la mitad para formar un triángulo. Comienza a doblar la bufanda desde el lado más grande, haciendo cada doblez de 1,5 a 2 pulgadas (3,8 a 5 centímetros) de ancho. Continúa doblando hasta que la bufanda se haya convertido en una tira y pásala alrededor de tu cabeza, anudándola detrás del cuello.

Bufandas para frío

Las bufandas para frío son fáciles de utilizar porque son gruesas, de modo que se doblan y anudan fácilmente. Recuerda que si vas a utilizar una bufanda como parte de tu atuendo (es decir que la usarás una vez que estés adentro y te hayas quitado el abrigo), asegúrate de que sea lo suficientemente cómoda.

Para cubrir tu cuello completamente, tiende la bufanda sobre el. Toma un extremo y llévalo hasta el lado opuesto, tirando hasta que ambos extremos estén parejos. Deberías tener un bucle alrededor de tu cuello y los dos extremos colgando a los lados. Ahora anúdalos. Este modo de llevar la bufanda realmente tiene estilo, y agrega un toque especial a un suéter, jeans y botas. Funciona tanto con bufandas gruesas tejidas como con tejidos más ligeros.

Nunca subestimes las formas sencillas de usar tu bufanda, tal como sobre el cuello y sólo tendida de un lado.

Consejos para usar bufandas

Las bufandas funcionan mejor si son brillantes. Ya sea que estés lidiando con el fiero invierno canadiense, o con una brisa fresca en una terraza, las bufandas agregan un plus a un atuendo si son de tonos como cobalto, amarillo, rojo o púrpura. Con bufandas estampadas, usa accesorios que resalten sus colores, para hacer de la bufanda el centro de atención del atuendo.

Las bufandas de tejidos ligeros funcionan bien durante todo el año, y algunas incluso pueden usarse como sarong cuando se anudan alrededor de las caderas. Solo asegúrate de que sea lo suficientemente grande para cubrir tu trasero.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles