Salud

Cómo fortalecer los músculos del tendón de la corva

Escrito por glenda taylor Google
Cómo fortalecer los músculos del tendón de la corva

running image by Byron Moore from Fotolia.com

El tendón de la corva es un músculo de gran tamaño que baja por la parte posterior de tus muslos. Está compuesto por tres músculos diferentes que tienen su origen en la pelvis y que se extienden hasta la parte inferior de tus rodillas. La fortaleza del tendón de la corva está directamente relacionada con su capacidad de resistencia a desgarros y lesiones. Por esta razón, seguir un plan para fortalecer este músculo es una inversión en salud. Sigue leyendo para aprender a tonificar los músculos del tendón de la corva.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un calzado apto para correr
  • Agua
  • Pesas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Realiza precalentamiento antes de hacer deportes o actividades físicas. Está demostrado que la inadecuada preparación de los músculos del tendón de la corva aumenta el riesgo de lesión. Tómate un tiempo para realizar algunos ejercicios aeróbicos suaves, como saltar o subir escaleras, y aumentar así la circulación de sangre en los músculos.

  2. 2

    Estira antes y después de la actividad física. El estiramiento previo, permite que los músculos del tendón de la corva se contraigan y relajen para lograr un movimiento suave y fluido durante la actividad física. El estiramiento posterior, evita la acumulación de ácido láctico en los músculos que provoca contracturas y calambres.

  3. 3

    Comienza con un plan de fortalecimiento que incluya carreras cortas o cualquier otro ejercicio que implique mucha velocidad. Todos los músculos tienen "memoria" y, cuando haces un deporte en donde los músculos del tendón de la corva se contraen por una explosión en velocidad, desarrollas su capacidad de memoria, lo que te permitirá correr más rápido y saltar más alto.

  4. 4

    Utiliza pesas y realiza ejercicios isométricos para fortalecer estos músculos. En lugar de aumentar la velocidad, aumentarás la potencia. Prueba en tu gimnasio la máquina para realizar flexiones de femoral tumbado, coloca una pesa mediana y realiza cinco series de seis a ocho repeticiones cada una.

  5. 5

    Para reducir el riesgo de lesión, mantén tus músculos hidratados. Tu cuerpo contiene un 70 por ciento de agua. Cuando te deshidratas, los músculos se contraen y, por lo tanto, son más propensos a las lesiones. Bebe abundante agua antes, durante y después de la actividad física.

  6. 6

    Equilibra la movilidad de los músculos del tendón de la corva con el fortalecimiento del cuádriceps. Los músculos funcionan de a pares, mientras uno se contrae, el otro se relaja. El muslo necesita de ambos músculos para lograr un movimiento óptimo, pero trata de no entrenarlos el mismo día.

Consejos y advertencias

  • Asegúrate de precalentar, estirar y beber abundante agua.
  • Continúa aprendiendo nuevos ejercicios para fortalecer los músculos del tendón de la corva.
  • Consulta a tu médico de cabecera antes de comenzar con un plan de ejercicios.
  • Consulta a tu médico si ya has tenido un desgarro o una lesión en los músculos del tendón de la corva, quizás debas tomar precauciones específicas.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media