Cómo fortalecer tu plexo solar

Escrito por bryan clark | Traducido por cecilia estrada
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo fortalecer tu plexo solar
Yoga. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

El plexo solar, como se le conoce en términos médicos, es una red de intersección de los nervios situados detrás del estómago en el centro de la mitad superior del torso. Este centro del nervio contiene dos grupos de fibras nerviosas conocidas como los ganglios solares, donde las neuronas se conectan al estómago, el hígado, la vesícula biliar, el bazo, los riñones y los intestinos. Por esta razón, el plexo solar es a veces conocido como el "cerebro abdominal", y es sensible. Si bien los propios nervios no pueden fortalecerse como un músculo, los músculos abdominales fuertes protegen esta zona y ejercicios de tradiciones taoístas, Chakra y el Yoga existen

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Ejercicios taoístas y el Chakra

  1. 1

    Coloca ambas manos sobre el plexo solar, el cual es la base de la caja torácica en el medio, mientras estás parado o sentado. Con tu cuerpo y la cabeza mirando hacia el frente, inhala, sintiendo el aire en tus pulmones.

  2. 2

    Exhala y presiona tus manos hacia adentro y hacia arriba, en el plexo solar, mientras giras la cabeza, y la parte superior del cuerpo hacia la izquierda tan lejos como sea posible. Al mismo tiempo, gira la pelvis hacia la derecha.

  3. 3

    Inhala y regresa a la misma posición, lentamente liberando tus manos durante la inhalación a su posición inicial de reposo, suavemente en tu estómago.

  4. 4

    Repite el proceso, excepto por en el segundo tiempo de girar la cabeza y parte superior del cuerpo hasta la derecha y la pelvis hacia la izquierda.

  5. 5

    Concéntrate en la zona del plexo solar durante el ejercicio y repite el ejercicio para ambos lados del cuerpo de 4 a 36 veces.

    Posición del Yoga Kundalini

  1. 1

    Acuéstate boca arriba y coloca ambas manos debajo de las nalgas, lo que da soporte a la espalda baja durante el ejercicio.

  2. 2

    Levanta ambas piernas fuera del suelo en aproximadamente seis pulgadas (15,24 cm), apuntando tus dedos.

  3. 3

    Levanta la cabeza, tratando de mirar hacia tus pies, y mantén la posición de 10 a 20 segundos

  4. 4

    Respira profundamente mientras se mantiene la pose.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles