Cómo fortalecer tus pies para evitar las ampollas

Escrito por darla ferrara | Traducido por susana lópez millot
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo fortalecer tus pies para evitar las ampollas
Cubre una ampolla con ungüento tópico antibiótico para ayudar a prevenir la infección. (Digital Vision./Digital Vision/Getty Images)

Las ampollas son una consecuencia de la fricción. Cuando algo roza con la piel, crea calor. Eventualmente, este calor provoca que una de las capas más bajas en la piel se rompa, según Billy Trolan M.D., en "Outdoor Research (OR) Blister Fighter’s Manual". El fluido llena la zona dañada para empujar las capas exteriores y forma una ampolla. Si eres corredor, caminas, haces ciclismo o eres atleta, las posibilidades de que tengas una ampolla son algo normal. Endurecer la suela de tus zapatos es un paso para evitar la formación de ampollas.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Alcohol común

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Quítate tus zapatos cuando llegues a casa. Esto es especialmente cierto para aquellos que usan zapatos o pantuflas en casa. Acostúmbrate a ir descalzo.

  2. 2

    Camina sin zapatos al parque local o a la playa varias veces a la semana. Quédate en el césped o en una zona con arena cuando estés descalzo. Esto hace que la planta de los pies esté expuesta a una textura ligeramente abrasiva. Haz caminatas cortas al principio y luego aumenta el tiempo a medida que tus pies se hacen más resistentes.

  3. 3

    Corre en el parque o en la playa cuando el caminar se haga demasiado fácil, aumentando la velocidad para dar más fricción y fortalecer tus pies.

  4. 4

    Humedece las plantas de los pies y los bordes con alcohol. Éste es un agente secante que ayuda a endurecer la piel. Haz esto varias veces a la semana hasta que se forme un callo.

  5. 5

    Camina descalzo en superficies más duras como la acera una vez que las plantas se han hecho lo suficientemente gruesas como para mantener la piel dura.

Consejos y advertencias

  • Si desarrollas ampollas en los tobillos o en los dedos, tus zapatos podrían no quedarte bien. Esto puede causar otros problemas con tus pies, también. Evita llevar zapatos muy pequeños.
  • Si tienes una ampolla, no la revientes. Esto puede producir una infección. Coloca un apósito diseñado para ampollas como una rosca de tela de algodón. Evita ponerte los zapatos cuando sea posible para que la ampolla se seque.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles