¿Con qué frecuencia debo utilizar el sauna?

Escrito por contributing writer | Traducido por maria eugenia villa montano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Con qué frecuencia debo utilizar el sauna?
¿Con qué frecuencia y cuánto tiempo debes usar el sauna? (Image by Flickr.com, courtesy of Joi Ito)

Mucha gente en buena salud puede disfrutar los beneficios del sauna frecuentemente, siempre y cuando sepa cuánto tiempo puede permanecer ahí de forma segura. Decidir con qué frecuencia y cuánto tiempo usar el sauna es cuestión de qué beneficios deseas recibir en tu experiencia en el sauna. Los saunas pueden ser un beneficio para tu cuerpo; utilizarlo puede ayudar a mejorar tu salud y a relajarte. Antes de usar el sauna, pregunta a tu médico si es seguro, especialmente si tienes historial respiratorio o problemas de corazón, presión arterial alta, anemia o enfermedad renal.

Otras personas están leyendo

Cómo funcionan los saunas

Los saunas sirven para incrementar la sudoración del cuerpo en un lugar caliente y cerrado. Considerando un día caluroso, esto refresca el cuerpo; en el sauna cerrado permaneces caliente y sudando. Ésto abre tus poros y hace que tu sangre circule más rápido, liberando las toxinas a través de tus poros y el sudor.

¿Con qué frecuencia debo utilizar el sauna?
Los saunas incrementan la sudoración del cuerpo. (frauen in sauna image by Dron from Fotolia.com)

Tipos

En saunas húmedos, o saunas tradicionales, los participantes vierten agua sobre rocas calientes, produciendo vapor caliente. El calentador convencional del cuarto es lo que hace a la gente sudar. Los saunas secos, como los que se encuentran en los gimnasios y spas, utilizan emisores infrarrojos sin vapor. Los calentadores infrarrojos centran las emisiones en calentar el cuerpo orgánico dentro del sauna, no el aire. Esto calienta a las personas de adentro hacia afuera elevando la temperatura central del cuerpo al tiempo que se produce la misma reacción de sudoración.

¿Con qué frecuencia debo utilizar el sauna?
Tipos de sauna. (sauna(n/b) image by Sébastien Goetschmann from Fotolia.com)

Tiempo de preparación

Los saunas tradicionales se alimentan por medio de una estufa de leña, se pueden calentar en 35 o 60 minutos, o en menos con calentadores eléctricos. Los saunas secos de infrarrojos se calientan en un máximo de 20 a 30 minutos, pero requieren al inicio cinco o más minutos para que los emisores calientes comiencen a calentar.

¿Con qué frecuencia debo utilizar el sauna?
Tiempo de preparación del sauna. (sauna image by Horticulture from Fotolia.com)

Usos recomendados

Puedes utilizar un sauna una o más veces por semana, dependiendo de tu acceso. Los saunas caseros, spas y centros de salud te permiten usar el sauna cuatro o cinco veces por semana en sesiones cortas de hasta 20 minutos. Puedes utilizar el sauna para aliviar los músculos doloridos al final de la jornada de trabajo en una sesión diaria de 20 minutos.

Algunos entusiastas van al sauna después de una sesión de gimnasio. Cuando las funciones de tu cuerpo están elevadas, lo que significa que tu temperatura está alta y tu circulación se incrementa por el trabajo en el gimnasio, debes usar el sauna por un máximo de 10 minutos. Bajo estas condiciones, con una sesión de sauna más larga corres el riesgo de sobrecalentamiento en tu cuerpo.

Si utilizas el sauna para relajarte, elige un número menor de sesiones de hasta 30 minutos en una sola sesión. Ésto se puede hacer una o dos veces por semana, o máximo cada tercer día.

En el estilo finlandés, el sauna de relajación es más largo si se incluye un ciclo de calentamiento-enfriamiento. Permanece en el sauna durante 15 minutos o hasta que el calor te parezca insoportable, y luego sal al aire fresco o salta a una piscina durante unos minutos. Vuelve al sauna. La repetición de este ciclo de cuatro o cinco veces puede ser refrescante, y tu experiencia en el sauna puede durar una hora o más. Sin embargo, limita este tipo de exposición al sauna a una vez por semana o con menor frecuencia.

¿Con qué frecuencia debo utilizar el sauna?
Usos recomendados para el sauna. (sauna image by Mikhail Olykainen from Fotolia.com)

Efectos del sauna

Los efectos del sauna van desde la relajación para aliviar los dolores musculares a la desintoxicación del cuerpo a través de la sudoración de la piel. Además, los saunas te pueden refrescar y revitalizar. La condición de tu piel y tu circulación pueden mejorar, y tu salud en general se beneficia del proceso de limpieza regular.

La sobreexposición o el uso excesivo del sauna puede ser peligroso. Puedes prevenir la deshidratación por sudar bebiendo varios vasos de agua antes y después del sauna. El riesgo de sobrecalentar tu cuerpo, similar a una insolación, puede ocurrir si permaneces largo tiempo en el sauna. Si comienzas a sentirte mareado o aturdido cuando estés en el sauna, finaliza la sesión inmediatamente. Debes refrescarte, descansar y beber agua antes de moverte.

¿Con qué frecuencia debo utilizar el sauna?
Bebe agua antes y después del sauna. (vaso con agua y hielo image by Marco Antonio Fdez. from Fotolia.com)

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles