¿¿Con qué frecuencia puedes usar un rinocornio?

Escrito por sheila krehbiel | Traducido por javier enrique rojahelis busto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿¿Con qué frecuencia puedes usar un rinocornio?
El lavado nasal con rinocornio te puede ayudar a enfrentar las molestias de las alergias y la sinusitis. (young woman wiping nose image by forca from Fotolia.com)

La irrigación nasal (también conocida como lavado nasal o limpieza nasal) con un rinocornio ayuda a todo tipo de enfermedades del seno nasal, pero muchas personas no saben con qué frecuencia deben el rinocornio. Dependiendo del tipo y la gravedad del problema sinusal, o si el rinocornio se usa para el mantenimiento, la frecuencia de su uso varía.

Otras personas están leyendo

Mantenimiento

Usar un rinocornio para la irrigación nasal (o lavado) es beneficioso cuando se hace de forma permanente. Muchos usuarios de rinocornio sienten que el lavado nasal es una rutina meditativa y saludable para ayudar a mantener la salud en estado óptimo.

La frecuencia del uso sugerido para un rinocornio por razones de mantenimiento es una vez al día. Si bien la práctica del lavado nasal es completamente segura, algunas personas pueden experimentar irritación nasal. Si ocurre algún síntoma de molestia, simplemente ajusta el contenido de sodio en la solución (si lo haces en casa) o úsalo con menos frecuencia (por ejemplo, cada dos días en lugar de diariamente).

Alergias

Las alergias, tales como alergias de primavera, la fiebre del heno (es decir, la rinitis alérgica) o las reacciones al moho, al polvo o a la caspa animal provocan que las cavidades nasales se inflamen, lo que genera una acumulación de moco. El lavado nasal con un rinocornio puede reducir los síntomas.

La Clínica Mayo sugiere usar un rinocornio para ayudar a eliminar el moco y sacar los alérgenos de los senos nasales. Trata de lavar las cavidades nasales con un rinocornio dos a tres veces al día para los casos más graves de alergias, ajustando el contenido de sodio de una solución casera o reduciendo la frecuencia de uso si se produce cualquier irritación nasal.

La rinitis no alérgica

Los enfermos de rinitis no alérgica experimentan muchos de los mismos síntomas de quienes sufren de fiebre del heno, como secreción nasal y congestión, pero sin la reacción alérgica. Entre los varios factores desencadenantes para la rinitis alérgica se incluyen los olores y los irritantes transportados por el aire, los cambios de clima, algunos alimentos y medicamentos o enfermedades crónicas.

El lavado nasal es, según la Clínica Mayo, una de las mejores defensas contra la rinitis alérgica y la recomendación es usar un rinocornio diariamente.

Sinusitis crónica

Los pasajes nasales hinchados e inflamados, que llevan a acumular un exceso de moco con la subsiguiente dificultad para respirar, son signos de la sinusitis crónica. Los síntomas pueden durar ocho semanas o más, o pueden ser recurrentes.

Realizar un lavado nasal regularmente puede ayudar a quienes sufren de sinusitis crónica gracias a que se elimina el exceso de moco y se mantienen húmedas las fosas nasales. Por estas razones se sugiere el diario de un rinocornio.

La sinusitis aguda

Al igual que la sinusitis crónica, la versión aguda inhibe la respiración, pero no dura tanto tiempo. Los enfermos pueden beneficiarse con el lavado nasal diario con un rinocornio.

Prueba con un lavado nasal dos a cuatro veces por día para la sinusitis aguda. Cuando se hacen lavados más frecuentes, es importante controlar cualquier irritación que pudiera producir el sodio en la solución. Usar agua tibia (no caliente) también ayuda para hacer más agradable el lavado nasal.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles