Cómo freír una hamburguesa

Escrito por amy brantley | Traducido por contributing writer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo freír una hamburguesa
La hamburguesa perfecta se hace en casa.

¿Hay algo mejor que una jugosa hamburguesa? El único inconveniente asociado a esta deliciosa comida es aprender a cocinarla correctamente. Si el calor es incorrecto, quemarás el exterior, mucho tiempo antes de que el interior esté cocido. ¿Cómo hacer para freír una grande y jugosa, y que su corteza exterior quede perfecta? Es muy fácil. Todo lo que necesitas hacer es seguir unos sencillos pasos. Entonces puedes decir adiós a los autoservicios y hola a los alimentos de mejor calidad hechos en casa.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Sal
  • Pimienta
  • Una sartén de hierro fundido

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Sazona carne molida con sal y pimienta. Estos condimentos agregan gran sabor a una hamburguesa, pero la mayoría de las personas sólo salpimientan el exterior de las hamburguesas. En vez de eso, debes trabajar los condimentos dentro de la carne. Esto te asegura que el sabor sea encontrado en cada mordida del interior de la hamburguesa.

  2. 2

    Divide la carne en porciones. Una libra de carne molida rinde de 4 a 5 tortitas de hamburguesa, dependiendo del tamaño que desees. La mayoría de las hamburguesas son de 4 onzas (113 g), lo que significa que una libra (450 g) rendirá 4 tortitas. Si deseas tortitas más grandes, puedes dividir entonces la carne en 1/3 ó media libra (225 g) por tortita.

  3. 3

    Dale forma a las tortitas. Muchas personas cometen el error de comprimir demasiado la carne. En cambio, debes amoldar ligeramente la carne en la forma de una tortita. Si comprimes la carne demasiado, no se freirá correctamente. También es importante hacer la tortita más grande en diámetro que en espesor. Así la tortita, mientras se cocina, se levantará. Además, si la hamburguesa es demasiado gruesa podría aumentar el tiempo de cocción.

  4. 4

    Dora las tortitas a fuego medio-alto. Calienta una sartén de hierro fundido a fuego medio-alto. Una vez que hayas hecho esto, añade tus tortitas y fríelas por ambos lados hasta que estén doradas. Este proceso no tiene la intención de cocinar las tortitas, sólo dorar el exterior para que tengas una corteza agradable de morder.

  5. 5

    Reduce el fuego y deja freír las tortitas hasta que lleguen a 160 grados F (71 ºC). A algunas personas les gusta que sus hamburguesas no estén completamente cocidas, pero no es seguro comerlas en ese estado. Por lo tanto, debes insertar un termómetro de carne para verificar y asegurarte de que la temperatura apropiada se ha alcanzado.

Consejos y advertencias

  • Carne molida magra al ochenta por ciento es lo mejor para hacer hamburguesas.
  • El sazonador de carne es un gran sustituto para la sal y la pimienta.
  • También puedes colocar trozos de cebolla y queso dentro de las tortitas de hamburguesas.
  • Para asegurarte que tu tortita se cocine rápidamente, haz una hendidura en el centro de la misma para que no sea tan gruesa ya que la carne se encoge.
  • Para evitar que las tortitas se encojan, puedes utilizar carne magra al 93%.
  • Si desea freír tortitas más rápido, cubre la sartén. El vapor atrapado cocinará la carne con mayor rapidez.
  • La carne molida mal cocida puede causar enfermedades. Asegúrate de cocinarla a la temperatura adecuada.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles