Cómo freir pasta luego de cocerla

Escrito por brenda priddy | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo freir pasta luego de cocerla
Fríe tu pasta para lograr un sabor y textura distintos. (Ableimages/Lifesize/Getty Images)

Muchas personas fríen la pasta antes de cocerla, pero en realidad también se puede freír luego de haberla hervido en agua. Freír la pasta hervida cambia la textura, de suave y fibrosa a crujiente. Existen al menos dos formas de freír pasta cocida, una en poco aceite y otra en mucho aceite. Cada método produce un sabor y texturas ligeramente distintos. La pasta freída en sartén aún mantiene su suavidad, mientras que el método de cocción sumergida hace que la pasta se torne dura y crujiente por completo. Usa tu pasta frita en ensaladas, como guarnición, con vegetales hervidos y como acompañamiento para guisos.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Pasta cocida, blanda
  • Olla de dos cuartos (2 litros) o sartén profunda
  • Aceite vegetal
  • Termómetro de cocina
  • Toallas de papel
  • Tenazas
  • Tijeras de cocina

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Método en sartén

  1. 1

    Coloca una o dos cucharadas de aceite en una sartén. Usa menos aceite si la sartén es pequeña, y más si es grande. El aceite debe cubrir el fondo del recipiente.

  2. 2

    Calienta el aceite a 375°F (190°C) o bien a fuego medio. El aceite debe humear ligeramente y burbujear cuando colocas unas gotas de agua sobre él. Coloca la pasta en la sartén con las tenazas.

  3. 3

    Calienta la pasta por nos tres minutos o hasta que esté dorada. No mezcles la pasta. Dala vuelta y cocina otros tres minutos del otro lado. Si la pasta comienza a oscurecerse muy rápidamente o huele a quemado, dala vuelta más rápido y baja el fuego.

  4. 4

    Quita la pasta de la sartén con tenazas y transfiérela a un plato cubierto con toallas de papel.

    Método en olla

  1. 1

    Coloca unas tres o cuatro pulgadas (7,5 ó 10 cm) de aceite en la sartén. Calienta el aceite hasta que alcance los 375°F (190°C) a fuego medio.

  2. 2

    Corta la pasta en segmentos de tres o cuatro pulgadas (7,5 ó 10 cm) de largo con las tijeras de cocina.

  3. 3

    Coloca la pasta dentro del aceite con tenazas. Coloca una pequeña cantidad dentro del aceite, permitiéndole que se expanda. Usa las tenazas para separar la pasta entre sí.

  4. 4

    Deja que la pasta se cueza por un minuto o hasta que esté dorada. Puede tomar hasta tres minutos dorarla.

  5. 5

    Quita la pasta de la olla con las tenazas y distribúyela sobre un plato cubierto en toallas de papel para que se seque.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles