Cómo hacer un fulminante Boxer

Escrito por walter bourne | Traducido por daniel cardona
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer un fulminante Boxer
Los fulminantes Boxer son las más comunes para la munición recargable. (Comstock/Comstock/Getty Images)

Los fulminantes Boxer son la fuente de ignición más comúnmente utilizada hoy en día para la munición civil. Los entusiastas que recargan sus propias armas compran los fulminantes prefabricados, pero si estás en una situación en la que necesitas hacer tus propios fulminantes Boxer, los puedes hacer. Tendrás que obtener o fabricar algunos de los componentes por tu cuenta, lo que puede ser difícil, pero no imposible.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Gafas de seguridad o pantalla facial
  • Máscara
  • Guantes gruesos y ropa
  • Yunques
  • Carcasas de latón
  • Moldes (opcional)
  • Estifnato de plomo
  • 2 pinzas
  • Cuchara pequeña
  • Varilla de metal
  • Óxido de plomo (opcional)
  • Metanol (opcional)
  • Ácido de estroncio (opcional)
  • Vaso de vidrio de 250 ml (opcional)
  • Estufa digital de laboratorio (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Ten listos tus componentes de latón. Obtén las carcasas de latón y los yunques para el tamaño de la munición que quieras. Trata de pedirlos a granel de un fabricante de municiones. Si no puedes conseguirlos, tendrás que crear moldes de fundición y de hacerlos por ti mismo. Los yunques serán en forma de trípode con un diámetro ligeramente mayor que el vaso de manera que se ajuste herméticamente en el interior.

  2. 2

    Obtén el explosivo. El estifnato de plomo es el explosivo primario más común. Si no puedes obtenerlo, ponte guantes gruesos y gafas de seguridad y sintetízalo en un vaso de 250 ml agregando óxido de plomo sólido a una solución de metanol y ácido estífnico. El ácido y el plomo se deben añadir en relación estequiométrica 1:1 con exceso de metanol. Calienta la mezcla sobre una estufa de laboratorio digital a 65 grados Celsius, el punto de ebullición del metanol, hasta que éste se evapore y sólo quede una masa sólida de restos de estifnato plomo. Ten cuidado porque el estifnato de plomo es extremadamente volátil y se quema con el calor, la presión o la fricción.

  3. 3

    Añade el explosivo. Ponte ropa protectora, incluyendo guantes gruesos, ropa y gafas de seguridad. No uses tus manos, porque los aceites de la mano pueden desactivar el fulminante. Usa pinzas para sostener la taza y utiliza una cuchara para colocar una pequeña cantidad de estifnato plomo en el interior. Por lo general, es suficiente utilizar sólo la cantidad de explosivo que cubra el fondo, pero es probable que tengas que experimentar para encontrar lo que funciona mejor para tu munición.

  4. 4

    Inserta el yunque. Usa unas pinzas para colocar el yunque en la carcasa. Asegúrate de colocarlo boca arriba de manera que el extremo puntiagudo superior esté en contacto con el explosivo. Utiliza una barra de metal fino y presiona lentamente el yunque en su lugar; ten cuidado, porque el explosivo se enciende bajo presión o fricción.

Consejos y advertencias

  • No utilices productos químicos volátiles, a menos que estés capacitado en el manejo de ellos en un entorno de laboratorio. Ten cuidado al usar material explosivo. Usa ropa protectora y gafas. Maneja solo pequeñas cantidades a la vez
  • Todos los productos químicos utilizados en este proyecto son tóxicos, no los expongas a la piel desnuda, no lo inhales ni los ingieras.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles