Salud

Función de los órganos digestivos dentro del sistema cardiovascular

Escrito por latasha favors | Traducido por mila guevarian
Función de los órganos digestivos dentro del sistema cardiovascular

La mala alimentación afecta también al sistema cardiovascular.

Man Eating Chips and Dip image by Scott Griessel from Fotolia.com

La ingesta de alimentos es esencial para suministrar al cuerpo los nutrientes que necesita. El sistema digestivo trabaja duro para procesar esas sustancias nutritivas que contiene la comida, jugando un papel clave el sistema cardiovascular en el proceso. Estos dos sistemas corporales están íntimamente relacionados, ya que la sangre absorbe los nutrientes producidos en grandes cantidades por la digestión. Si el sistema digestivo funcionara mal, tu circulación también se vería afectada.

Los hechos

El sistema digestivo incluye todos los órganos vitales, desde la boca hasta el ano, que reciben y digieren los alimentos, expulsando luego los residuos. El sistema cardiovascular, por su parte, está compuesto por el corazón y por todo el circuito de capilares, arterias y venas.

Relevancia

El cuerpo humano posee una intrincada configuración de funciones que se complementan entre sí para crear un ser completamente funcional, muy parecido a una máquina que puede funcionar gracias a que todos sus componentes están puestos a punto. Cada parte o sistema coexiste con el resto de tal manera que, cuando un tornillo está suelto u oxidado, pueden aparecer problemas. Los sistemas digestivo y cardiovascular se relacionan de la misma forma. Los órganos digestivos deben estar en consonancia con el corazón y el resto de componentes del sistema cardiovascular para garantizar que el cuerpo funcione como es debido.

Efectos

El buen funcionamiento del sistema digestivo evita o reduce la posibilidad de que se produzca algún daño en otras funciones del cuerpo. Un sistema con el que está estrechamente relacionado es el cardiovascular. El corazón bombea sangre a los vasos sanguíneos, que actúa como combustible para el organismo. Durante la digestión, el cuerpo produce enzimas para descomponer las sustancias ingeridas en trozos más pequeños. Los nutrientes que provienen de los alimentos son absorbidos por los intestinos e introducidos en el torrente sanguíneo. La sangre entonces fluye, repartiendo los nutrientes por todo el cuerpo. Al mismo tiempo, a medida que la sangre va circulando, las toxinas son llevadas a los riñones para ser excretadas, mientras que el dióxido de carbono es enviado a los pulmones para proceder también a su eliminación.

Beneficios

La relación que hay entre el sistema digestivo y el cardiovascular se pone de manifiesto al máximo cuando el cuerpo debe procesar una gran cantidad de alimentos. El sistema digestivo necesita más sangre para hacer su trabajo y, por ese motivo, los vasos sanguíneos se expanden para adaptarse a la situación. Los órganos digestivos estimulan al corazón a través de impulsos nerviosos, enviándole señales para que aumente el flujo de sangre. El corazón responde en consecuencia y envía más cantidad de sangre al sistema digestivo.

Advertencia

Los malos hábitos alimenticios pueden ocasionar enfermedades graves en el sistema digestivo y también pueden afectar al sistema cardiovascular. El exceso de colesterol que provoca una alimentación excesiva y rica en grasas facilita la formación de placas en las arterias, ralentizándo el flujo sanguíneo y apareciendo el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media