Cómo funciona una carta de crédito

Escrito por wanda thibodeaux | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo funciona una carta de crédito
Debes incluir al menos dos bancos al utilizar una carta de crédito. (bank image by Pefkos from Fotolia.com)

En el mundo de los negocios, el éxito a menudo significa tratar con nuevas empresas y el establecimiento de diferentes asociaciones de trabajo. Sin embargo, las empresas a menudo no tienen el dinero para embarcarse en todos los proyectos que desean poner en marcha. Cuando quieras hacer una inversión empresarial y simplemente no tengas los fondos, una carta de crédito te da un método para proceder.

Otras personas están leyendo

Fundamentos de una carta de crédito

Una carta de crédito es esencialmente una promesa de un banco a pagar. Dice que si no puedes pagar por la razón que sea, el banco intervendrá y garantizará el pago a tu vendedor. Esta garantía significa que el vendedor no tiene que preocuparse acerca de que seas moroso, pero una carta de crédito también te protege de tener que pagar antes de que se cumplan las condiciones de tu contrato de venta.

Partes involucradas

Las cuatro partes que suelen participar en el uso de una carta de crédito son tú (el comprador/solicitante), el vendedor (beneficiario), el banco emisor y el banco asesor. El banco emisor es el banco que se compromete a pagar. El banco asesor es el banco del vendedor y acepta tus pagos y del banco emisor.

Tipos y requisitos

Hay diferentes tipos de cartas de crédito que puedes conseguir, como revocable, irrevocable, de espera y transferible. Cada una de estas cartas de crédito tienen diferentes requisitos y plazos. Por ejemplo, con una carta de crédito irrevocable, los términos del acuerdo no se pueden cambiar sin el acuerdo de todas las partes, mientras que lo contrario ocurre con una carta de crédito revocable. Si no estás seguro de cuál tipo de carta es la mejor para tu situación, tu banco emisor puede aconsejarte.

Financiamiento

Cuando recibes una carta de crédito, el banco ha creado los fondos para respaldarlo. Tienes dos opciones para conseguir estos fondos. La primera consiste en depositar el dinero en una cuenta con el banco emisor. La segunda opción es que el banco te emita una línea de crédito, que luego la utilizas como garantía. Esto es más difícil de hacer porque tú o tu empresa tienen que tener derecho a la financiación que el banco ofrece, que no siempre es posible, según tu historia de crédito.

Tamaño del banco

Para utilizar una carta de crédito, el vendedor y el banco asesor tienen confianza en que el banco emisor vendrá a través de un pago. Ellos son más propensos a hacer esto si el banco emisor está bien establecido y es un banco muy conocido. En general, esto significa que es más fácil obtener una carta de crédito de una institución financiera más grande.

Condiciones

Al igual que los términos de una carta de crédito pueden variar en función del tipo de carta, los términos también pueden variar en base al acuerdo de venta. Por ejemplo, es posible establecer que un envío sea entregado en un lugar determinado o que el pago no se deposite en el banco asesor hasta que tu representante inspeccione la mercancía. Las cartas de crédito son, por lo tanto, muy adaptables, siendo el vendedor y tú en última instancia, los que determinan las condiciones en que se procederá a la venta.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles