¿Cómo funciona el cuerpo humano para defenderse de las bacterias dañinas?

Escrito por elizabeth streeter | Traducido por patricia a. palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo funciona el cuerpo humano para defenderse de las bacterias dañinas?
El cuerpo se defiende de las bacterias dañinas de muchas maneras. (Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

El organismo se defiende de las bacterias mediante la activación de una respuesta del sistema inmune. Este es una colaboración de células y órganos que trabajan juntos para eliminar las bacterias, virus y otros organismos extraños que pueden ingresar al cuerpo. La respuesta común a las bacterias nocivas es la liberación de células B, T y fagocíticas, así como la inflamación.

Otras personas están leyendo

Células B

Los linfocitos son un tipo de glóbulo blanco. Estas células protegen y pelean contra las bacterias potencialmente infecciosas. Las células B, un tipo de linfocito, destruyen las bacterias mediante la producción de anticuerpos. Estos reconocen y desactivan a los cuerpos extraños (antígenos). Los anticuerpos producidos continúan existiendo después de la infección, y brindan protección contra futuras invasiones. Si la misma bacteria ataca de nuevo, el cuerpo va a responder más rápido, lo que reduce las posibilidades de infección. El cuerpo también puede producir anticuerpos debido a inmunizaciones. Las vacunas son anticuerpos introducidos en el sistema de una persona.

Células T

Las células T se activan cuando los sentidos de la célula receptora advierten fragmentos antígenos o células cancerosas. También son linfocitos, y procuran la destruir directamente las bacterias dañinas. Estas células además regulan el sistema inmune por la liberación de citocinas. Estas son mensajeros químicos que son capaces de estimular las células B, los fagocitos y otras células que regulan el sistema inmune.

Fagocitos

Cuando entran bacterias dañinas al cuerpo, éste segrega glóbulos blancos llamados fagocitos, y luego se les une una célula que digiere los cuerpos extraños, como las bacterias. Son varias las células en la categoría de los fagocitos. Los neutrófilos son fagocitos primarios del cuerpo. Estas células contienen productos químicos que disuelven las bacterias dañinas. Los médicos a menudo piden un recuento de glóbulos blancos en busca de los fagocitos y otras células blancas de la sangre. Estas pruebas determinan la respuesta del organismo a una infección.

Inflamación

El cuerpo también se inflama en respuesta a las bacterias dañinas. Esta condición no sólo se produce cuando la bacteria invade el cuerpo, sino también cuando los tejidos están dañados en respuesta a situaciones como el calor, las toxinas y los traumas. La inflamación aísla a las bacterias nocivas, causando hinchazón y previniendo que estas invadan los tejidos cercanos. Otra respuesta inflamatoria es la liberación de productos químicos como prostaglandinas e histaminas. Estas reacciones químicas liberan fagocitos para eliminar los cuerpos extraños, así como a las células dañadas.

Antibióticos

Si el sistema inmunitario no logra contrarrestar una infección causada por bacterias dañinas, un médico puede prescribir antibióticos. Estos matan a las bacterias. Algunos, como la penicilina, actúan directamente para lograr la destrucción de las bacterias en el cuerpo. Otros, como la tetraciclina, evitan que las bacterias dañinas se multipliquen. Este tipo de antibiótico controla la propagación de las bacterias, dando tiempo al sistema inmune para formar un ataque contra estas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles