¿Cómo funciona el jarabe para la tos?

Escrito por megan smith | Traducido por eduardo moguel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

El jarabe para la tos, una medicina que puede venderse con o sin receta y que usualmente es líquido, está diseñado para suprimir o expectorar la tos. Los supresores de tos previenen estas reacciones secando temporalmente las membranas mucosas. Los supresores de tos incluyen la codeína, hidrocodona, noscapina, acetilmorfina y folcodina. Los expectorantes hacen lo opuesto. Si el paciente se queja de congestión, es posible darle un expectorante para liberar las flemas y así expulsarlas del cuerpo.

Otras personas están leyendo

La ciencia del jarabe para la tos

La codeína es el supresor de tos más común y, discutiblemente, el más efectivo. Todos los demás supresores se miden en una escala establecida según la efectividad de la codeína. La codeína reduce el ritmo de la respiración y se enfoca en las ansias por toser, directamente en el cerebro. Los jarabes para la tos que se venden sin receta médica forman un gruesa cobertura sobre la garganta para aliviar el deseo de toser. La mayoría de estos jarabes para la tos contienen dextrometorfano, que trabaja de forma similar a la codeína limitando los reflejos en el cerebro, pero con resultados de menor duración.

Sobredosis de jarabe para la tos

Los supresores para la tos, sean vendidos con o sin receta médica, suelen causar hábito. La sobredosis de jarabe para la tos puede causar alucinaciones auditivas y visuales, disociación corporal, pupilas dilatadas, habilidades motrices disminuidas, pulso bajo y muerte. No uses supresores para la tos por más tiempo del que son prescritos y siempre sigue las instrucciones.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles