Cómo funcionan los reóstatos

Escrito por isaiah david | Traducido por daniel cardona
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo funcionan los reóstatos
Reóstatos y resistencias. (electronic parts image by Witold Krasowski from Fotolia.com)

Otras personas están leyendo

Reóstatos y resistencias

Un reóstato es una simple resistencia variable con dos contactos. Una resistencia es un dispositivo diseñado para resistir el flujo de electricidad. Mientras mayor sea la resistencia que encuentra un circuito electrónico, más lentamente fluirá la corriente. Al aumentar o disminuirla en un circuito, un reóstato cambiará la cantidad de corriente que fluye a través del mismo.

Dentro de un reóstato

La mayoría de los reóstatos contienen una tira de alguna sustancia con resistencia bastante alta, tal como carbono. Uno de los dos contactos del reóstato se une al extremo de la tira de carbono. El otro se mueve a lo largo de la tira a medida que ajusta el control deslizante o la perilla. Cuando el contacto deslizante se mueve cerca del contacto fijo, la corriente eléctrica sólo tiene que fluir a través de un poco de carbono para llegar desde un contacto al otro. Esto crea sólo una ligera resistencia. A medida que los contactos se quedan más lejos, sin embargo, la electricidad tiene que viajar más lejos a lo largo del carbono. Esto crea una mayor resistencia, lo que frena la corriente.

Diseño de reóstatos

Los reóstatos vienen en dos diseños básicos: deslizantes y de giro. Con un reóstato de deslizamiento, tiras de una palanca pequeña hacia arriba y hacia abajo para deslizar el contacto a lo largo de una tira recta de algún material resistivo. Un mando controla un reóstato giratorio. Al ir girando la perilla, se mueve el contacto deslizante a lo largo de una resistencia en forma de espiral. Muchos mandos de control, especialmente en los equipos electrónicos más antiguos, son en realidad reóstatos.

Usos

Los reóstatos tienen muchas aplicaciones diferentes. Los controles funcionan en la mayoría de las guitarras, las perillas de volumen en equipos de sonido y muchos interruptores de atenuación de algunas luces son reóstatos. Los reóstatos una vez fueron usados ​​en control industrial, pero son menos comunes hoy en día. Cuando un reóstato resiste electricidad, desperdicia una parte de la energía, convirtiéndose en calor. Aun así, siguen siendo útiles en aplicaciones de baja potencia como guitarras porque son simples y sólo necesitan un poco de energía. Con los motores grandes y de alta energía, sin embargo, la pérdida de potencia a partir de un reóstato se hace más significativa, por lo que es menos práctico que un controlador digital.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles