¿Cómo funcionan los sensores de aparcamiento?

Escrito por vaughnlea leonard
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Otras personas están leyendo

Sensores de aparcamiento por ultrasonido e inalámbricos.

Cuando alguien habla acerca de un sensor, probablemente se refiera a una herramienta que le permite medir un cambio en un determinado objeto o cosa. Este cambio puede referirse al movimiento, a una diferencia en la presión del aire, o a la combinación entre ambos factores. Los sensores pueden estar hechos de cualquier cosa: plástico, aluminio y otros conductores delgados son usados frecuentemente. Para que los sensores funcionen de manera efectiva, se encuentran montados en un objeto fijo o fuente. Sin embargo, también existen opciones inalámbricas disponibles.

Un sensor de aparcamiento es un dispositivo de seguridad que ayuda a los conductores a reconocer los distintos peligros en la carretera. Con frecuencia son colocados detrás de las luces traseras del automóvil. Estos sensores generalmente funcionan enviando o recibiendo ondas radioeléctricas, al igual que las estaciones de radio o las pistolas de radar. Un pequeño computador dentro de la caja del sensor registra las ondas electromagnéticas que rebotan desde la superficie de un objeto en particular. Algunos sensores de aparcamiento pueden determinar que tan lejos se encuentra un objeto con tan sólo medir la longitud o la frecuencia de las ondas emitidas por el objeto. Las ondas en el espectro electromagnético tienen ciertas longitudes y tamaños. Un sensor de aparcamiento puede medir esos tipos de onda y decir que tan grande o pequeño es un objeto, o que tan rápido se está moviendo. Los objetos grandes esencialmente emiten distintos tamaños y energía de longitud de onda. Cuando estos objetos se mueven muy rápido reflejan una señal de onda portadora completamente diferente. Lo mismo también es cierto para los objetos pequeños.

Los viejos modelos de sensores para aparcar suelen tener problemas de funcionamiento en condiciones climáticas adversas. Debido a esto, muchos de los sensores que se fabrican hoy en día utilizan tanto la tecnología del ultrasonido como la inalámbrica. Las ondas de ultrasonido son generalmente de muy alta frecuencia y cortas en la longitud de onda. Esto significa que son muy fuertes y pueden difundirse a través de distintas sustancias de una forma mucho más efectiva que las ondas empleadas en otros tipos de sensores tradicionales. Un transductor es el responsable de emitir un haz de ultrasonido desde la caja del sensor. Como las ondas de ultrasonido no pueden ser escuchadas por el oído humano, los sensores están equipados con un dispositivo de alerta dentro del mismo aparato. También pueden ser conectados con un monitor de televisión o con un dispositivo tipo cámara. Por otro lado, algunos usuarios de estos sensores aseguran que la tecnología del ultrasonido es demasiado incómoda. Para instalar el sensor de aparcamiento, se necesita tener muchos sensores distintos colocados detrás de las luces traseras o a lo largo de todo el parachoques del vehículo. Por su parte, los usuarios de los sensores electromagnéticos reportan que los mismos no son tan complicados de instalar y requieren menos mantenimiento.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles