¿Cómo funcionan los sensores de presión?

Escrito por jody l. campbell
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Otras personas están leyendo

Desventajas y futuro

Los sensores o sistemas de monitoreo de presión de neumáticos son obligatorios por ley en todos los vehículos livianos (debajo de los 4535 kilos) que hayan sido fabricados después de septiembre del año 2007. Esta ley surgió en respuesta a un pedido de Firestone de mediados de los 90, durante el gobierno de Clinton. Aunque los sistemas de monitoreo de presión de neumáticos han existido desde 1986, mayormente en Europa para los modelos más costosos de alta gama, han comenzado a abrirse paso entre el resto de los modelos de alta gama de todo el mundo.

El sensor de presión de neumático es comúnmente un sensor directo alimentado por una batería (directamente integrado con la rueda y el neumático) que utiliza una radio frecuencia para transmitir información al panel de instrumentación del vehículo. Siempre que el neumático tenga una cierta presión, el sistema está listo. Si uno o varios neumáticos pierden o incrementan más de una cierta cantidad de presión (alrededor del 20% - 30% de presión de aire en comparación con los otros neumáticos), disparará el panel de instrumentación y enviará una luz de advertencia indicadora o una luz de "baja presión de neumático". En algunos modelos, puede haber un centro de información que muestra la presión de cada neumático en forma individual. Estos sensores generalmente están integrados con la válvula del neumático, pero algunos están sujetos al aro del neumático con una banda metálica. Generalmente hay una etiqueta con la presión recomendada por el fabricante ubicada en el marco de la puerta del conductor. Esta es una guía para el inflado, no necesariamente dispara el sistema si te desvías de la presión de aire recomendada siempre que todos los neumáticos posean la misma cantidad de aire. Algunos vehículos que poseen neumáticos de repuesto también poseen un sensor en el neumático que se programa para monitorear y transmitir con los otros cuatro. Una vez que el neumático se desinfla o se pincha, la luz de aviso del tablero se encenderá y quedará encendida hasta que el neumático sea reparado o remplazado. Algunos sistemas de sensores necesitan ser reiniciados después de una situación.

Ya que estos sensores directos alimentados por una batería son grandes y caducan después de un tiempo, son algo desafiantes para los consumidores. El reemplazo de un neumático puede comprometer el sensor TPMS (por sus siglas en inglés) si no se realiza con gran cuidado. Reemplazar un sensor es bastante costoso. Ya que el sensor es más pesado que una válvula, puede desbalancear el vehículo fácilmente. Un sensor TPMS indirecto (uno que no esté integrado con la rueda y el neumático) eliminaría el sensor interno al utilizar un sensor externo para monitorear la velocidad angular del neumático. Un neumático con presión de aire más baja que los demás neumáticos debe rotar a una velocidad más alta, ya que posee un diámetro más pequeño y esto dispararía el sistema. Este tipo de sistema también eliminaría el riesgo potencial de cambio de neumático y el daño que sufre el sensor directo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles