Cómo funcionan los submarinos

Escrito por andy pasquesi | Traducido por jorge escobar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo funcionan los submarinos
El funcionamiento de un submarino se basa en los principios de flotabilidad. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Otras personas están leyendo

Principios de flotabilidad

Los submarinos ascienden y descienden de la superficie manipulando su flotabilidad. La fuerza de flote que un cuerpo de líquido ejerce hacia arriba sobre una embarcación es equivalente al peso del líquido desplazado por dicha embarcación. Si la densidad de la embarcación es mayor que la densidad del agua, la fuerza gravitacional que empuja hacia abajo el navío a la embarcación será mayor que la fuerza de flotación que empuja hacia arriba contra ella. Como resultado, la embarcación se hundirá más profundamente hasta que alcance el fondo del océano o un punto donde la densidad del agua aumente y la fuerza de flotación contrarreste la fuerza gravitacional.

Hundirse / Sumergirse

Aunque están hechos de acero o titanio, la mayor parte de los submarinos es hueca. Así, el peso seco de la nave es considerablemente menor que el peso del agua que desplaza cuando se sumerge en el océano, lo que lo hace flotar. Para hundirse bajo el agua, los submarinos liberan unas válvulas en su superficie que permiten que el agua del mar fluya hacia unas cámaras selladas llamados tanques de lastre. Mientras más se llenen los tanques de lastre, más pesa la embarcación. Finalmente, el peso del agua (combinado con el peso del casco y chasis de acero) supera la fuerza de flotación, permitiendo que el submarino se hunda. Mientras tanto, la tripulación vive y trabaja dentro de una cámara presurizada y segura que queda aislada de los tanques de lastre. Una computadora controla la presión de agua del exterior y ajusta los niveles de lastre para mantener la embarcación a la profundidad deseada.

Flotar / Emerger

Para flotar, el submarino tiene que disminuir su peso para que domine la fuerza boyante o de flotación. Para lograr esto, un potente compresor presuriza una reserva de gas y lo bombea hacia las cámaras de lastre. Cuando el gas se bombea a la parte superior de los tanques de lastre, la presión dentro del tanque crece hasta que excede la presión del agua en el exterior. Esto fuerza al agua de lastre a pasar a través de una válvula unidireccional, que efectivamente saca el denso líquido de la embarcación. Entre menos agua de lastre haya, más ligera se vuelve la embarcación. Por consiguiente, las fuerzas boyantes vencen y el submarino sube hacia la superficie.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles